• El 60% de los españoles considera que será su familia quien se encargará de su cuidado durante la vejez, según un estudio de Sanitas
  • Los cuidados de las personas mayores son responsabilidad de la familia para el 60% de los encuestados, mientras que el 25% cree que dependen de la atención pública
  • Para el 52% de los españoles su sustento económico durante la vejez se basará en sus ahorros personales

 

Uno de cada cuatro españoles tiene dudas de quién se encargará de su cuidado durante la vejez, según se desprende del estudio Actitudes hacia el envejecimiento de Sanitas y Bupa, su compañía matriz. El 60% cree que será la familia la encargada de su bienestar en la vejez, mientras que el 25% atribuye su cuidado a la atención pública, el 23% a la atención privada, y un 10% confía en sus amigos para esa labor.

Sobre la financiación de estos cuidados, el 52% cree que girará en torno a sus ahorros personales, mientras que un 48% piensa que su sustento dependerá de su pensión. La financiación pública es la apuesta de un 24%, frente a un 22% que elige las pensiones privadas como su alternativa económica.

El cómo afrontarán las necesidades de atención en la vejez preocupa incluso a las personas de mediana edad, ya que el 12% de las personas de entre 25 y 45 años se cuestiona a diario cómo será su vida de mayor; un 20% lo hace varias veces por semana y un 8%, al menos, una vez a la semana.

“Los cambios demográficos y el envejecimiento de la población conllevan un nuevo concepto de tercera edad. Por un lado mayores cada vez más activos y por otro lado un creciente número de octogenarios”,  comenta David Curto, jefe de Gestión Asistencial de Sanitas Mayores. “El aumento del dato de esperanza de vida unido a las mejoras sociales y sanitarias hacen que resulte muy habitual la preocupación por las condiciones de vida en edades avanzadas porque casi todos nos proyectamos en esa etapa”, afirma Curto.

En este sentido, contrasta la preocupación ciudadana por la vida durante la vejez con el dato de que el 68% de los españoles piensa que las personas mayores no tienen la consideración social que merecen. El profesor Graham Stokes, director global de Demencia de Bupa, afirma que se trata de “una percepción preocupante. Más aún si se tiene en cuenta que la proporción de personas mayores de 80 años aumentará casi cuatro veces en los próximos 50 años. En este sentido, hay que cambiar la visión sobre el papel que desempeñan y las necesidades de los mayores tienen que ser reconocidas”, añade.

El estudio Actitudes hacia el envejecimiento se enmarca  en el modelo asistencial de Bupa y Sanitas, “La persona es lo primero”, que pone de relieve los beneficios de proporcionar una atención personalizada y comprender las necesidades y expectativas de cada individuo. Se basa en situar a la persona en primer lugar y entender sus necesidades individuales. Integra todos los aspectos, desde la calidad de la asistencia a la calidad de vida, desde el cuidado de la demencia al empleo de medicamentos, y desde el entorno físico a las actividades y la alimentación. La encuesta se ha realizado a más de 7.000 personas en Australia, Chile, España, Nueva Zelanda, Polonia y Reino Unido.