Por el Dr. Antonio Ojeda Moreno, miembro de Saluspot, cirujano ortopedista y especialista en traumatología y medicina deportiva.

Tras nuestra larga experiencia en tratamiento preventivo, ortopédico y quirúrgico del pie, por lesiones congénitas y adquiridas, y tras revisiones en más de tres décadas en nuestros centros, nos siguen llegando pies dolorosos, a pesar de haber comenzado, tardíamente, tratamientos conservadores.

La infancia y la adolescencia es la mejor etapa para corregir trastornos esqueléticos, funcionales y dinámicos, que nos permita llegar a adultos sin dolores locales y difusos.

No siempre es una regla fija poder predecir qué pies serán dolorosos y cuáles no. Tampoco es una regla fija el dolor del retropié de la infancia y adolescencia, pero lo puede desencadenar una actividad deportiva, o por mal uso del calzado o por una carga excesiva mal distribuida.

¿Quién puede predecir un dolor de antepié, talón o empeine de un deportista? ¿O de un profesional según su trabajo habitual? ¿Y cómo prevenirlo?

Son preguntas que al día de hoy ya tienen respuestas. La experiencia y el conocimiento se pueden valorar por un historial y una profunda exploración clínica.

Es sabido que la mayoría de los hiperlaxos están menos expuestos a sufrimientos dolorosos en sus pies, inicialmente abandonamos en mayor proporción el uso de correcciones ortopédicas, pero podrían tener unas sobrecargas puntuales, que solo pueden ser valoradas por estudios de la postura y de la marcha, también denominados estudios biomecánicos. Nuestra experiencia en más de 30 años con estos estudios, radiografías dinámicas y TAC, nos confirman que hay soluciones, a cualquier demanda, preventiva y dolorosa del pie.

Como cualquier otra articulación de la extremidad superior e inferior, de nuestros estudios epidemiológicos y clínicos, estimamos que el pie o se adapta de principio al deporte dinámico, con un buen calzado y plantillas o según las circunstancia de una exploración clínica, sin una correcta prevención puede aparecer una metatarsalgia, tarsalgia o talalgia.

Estimamos que, por nuestra larga experiencia, conjuntamente clínicos, podólogos, ortopedas, biomecánicos y especialista ortopédicos de pies deben de coordinarse para prevenir dolores en los pies de los deportistas.

Ya que no solo pueden obedecer a lesiones por sobrecarga esquelética, hay síndromes dolorosos posteriores y lateromediales que corresponden a sobrecargas e inflamaciones de tendones y nervios por espacios estrechos del retropié que pueden ser motivos de consultas y de tratamientos mínimamente invasivos por artroscopias.