La Organización Mundial de la Salud (OMS) definió en 2002 el envejecimiento activo como el proceso en que se optimizan las oportunidades de salud, participación y seguridad con el fin de mejorar la calidad de vida de las personas a medida que envejecen. Posteriormente, se añadió el aprendizaje a lo largo de la vida como el cuarto componente (Versión 2015)…>>Leer más