La implementación de los sistemas de redes de asistencia especializada en el tratamiento del infarto agudo de miocardio (IAM) tiene una relación directa con la mejora de resultados, siendo la mortalidad dos veces mayor en aquellas Comunidades Autónomas que no disponen de red asistencial ni programa institucional establecido. Además el uso de sistemas de redes favorece el aumento de uso de la técnica de elección actual, la intervención coronaria percutánea (ICP) primaria (también denominada angioplastia primaria), así como la reducción de la mortalidad hospitalaria por IAM, según un estudio recién publicado en Revista Española de Cardiología (REC)..>>Leer más