Un cansancio continuo; dormir sentado para no ahogarse; ir en zapatillas porque no te cabe otro calzado o sentir un insoportable frío en manos y pies son solo algunos ejemplos de las consecuencias en el día a día de padecer, respectivamente, fatiga muscular, ortopnea, edema y mala circulación en las extremidades, algunos de los síntomas de la insuficiencia cardiaca.

Esta patología, que va a padecer una de cada cinco personas a partir de los 40 años, es una enfermedad debilitante y potencialmente mortal, además de principal causa de hospitalización en los mayores de 65 años. La enfermedad consiste en la incapacidad del corazón para bombear la suficiente cantidad de sangre para satisfacer las necesidades del organismo. Se trata de una afección crónica que ocasiona un profundo impacto en la vida quienes la padecen, tanto en el plano físico como en el emocional, social y profesional. Los pacientes ven mermadas sus capacidades físicas y experimentan una importante pérdida de movilidad y autonomía, por lo que requieren ayuda de familiares y cuidadores para sus actividades cotidianas.

Con el objetivo de dar visibilidad a esta patología, el Hospital Universitario Miguel Servet acoge desde hoy martes y hasta el próximo 28 de abril la exposición itinerante el “Museo de los Objetos Cotidianos”, iniciativa de Novartis que recorre los hospitales españoles concienciando sobre el elevado impacto de la afección en la calidad de vida de los pacientes. La muestra, ubicada en el vestíbulo de Traumatología, describe la realidad con la que conviven las personas con insuficiencia cardíaca, sus familiares y sus cuidadores desde un punto de vista humano. A través de una serie de objetos cotidianos se narran las diferentes historias que se esconden detrás de la enfermedad, historias que los visitantes podrán escuchar a través de unas audio guías. Para la mayoría de los ciudadanos, estos objetos no significan nada más que lo que representan, pero para los enfermos simbolizan el reto de cada día.

Charlas

Además, dentro de este marco, esta tarde se ofrece una conferencia centrada en la insuficiencia cardíaca y en los hábitos de vida cardiosaludables que resaltará la importancia del autocuidado y el control de los factores de riesgo. Una primera sesión está dirigida a profesionales sanitarios y otra se celebrará con los pacientes, con una visita al Museo y taller.

La insuficiencia cardiaca es una de las enfermedades con mayor impacto sociosanitario, por el elevado número de personas a las que afecta, por ser un proceso crónico con reagudizaciones que provoca frecuentes hospitalizaciones y que exige un alto grado de coordinación entre distintos niveles asistenciales y especialidades (Atención Primaria, Cardiología, Medicina Interna, Geriatría…) con un importante papel de la Enfermería y que ocasiona un elevado consumo de recursos sanitarios. En general, el manejo de esta patología consume un 1-2% del gasto sanitario de los países europeos, del que un 75% aproximadamente corresponde a gastos de hospitalización.