Desde 1960, según la Agencia de Investigación del Cáncer (IARC), organismo dependiente de la OMS, se ha observado un aumento de la incidencia de melanoma en un 3-7% anual en todo el mundo. Y es que el mayor envejecimiento de la población junto a una elevada exposición a la radiación ultravioleta, supone un aumento del riesgo de desarrollar cáncer de piel. . Estos son algunos de los datos facilitados en la Rueda de Prensa de la Campaña Euromelanoma 2017 organizada por la Fundación Piel Sana de la Academia Española de Dermatología y Venereología (AEDV) que ha tenido lugar esta mañana en el Colegio Oficial de Arquitectos de Madrid. Este año, el lema europeo de la Campaña Euromelanoma es “Sólo tienes una piel. Protégela del daño solar”. Se trata de la campaña más importante a nivel europeo en prevención de esta enfermedad.

 

Según el Dr. Agustín Buendía Eisman, Responsable de la Campaña Euromelanoma en España, existe una evidencia de que el riesgo de desarrollar cáncer de piel es mayor, si la exposición a radiación ultravioleta inapropiada o excesiva se une a otros factores como la predisposición genética, el fototipo cutáneo bajo, la sensibilidad solar, el nevus displásticos para el melanoma, queratosis actínicas para el carcinoma espinocelular y estados de inmunosupresión, entre otros.

 

Así, el especialista ha informado que la incidencia de cáncer de piel está en continuo aumento y ya alcanza la consideración de epidemia a escala mundial. Por ello, son tan importante las campañas de concienciación a la población, para poder reducir la tasa de incidencia y mortalidad de esta enfermedad. Un ejemplo es la campaña danesa que ha tenido lugar: “Nuestro ejemplo es fundamental para los turistas”, ha incidido el Dr. Buendía. De este modo, asegura “queremos que todo el mundo vea su piel como su prenda más preciada y que necesita sus cuidados durante toda su vida”. “Nuestra inadecuada exposición al sol y nuestro comportamiento de protección solar provoca daños que tienen un efecto acumulativo y duradero en nuestra piel”. Así, advierte, “tomar el sol con sentido común, evitando las quemaduras y las exposiciones solares excesivas y crónicas es la mejor manera de pactar con el sol. Las exposiciones solares moderadas son necesarias y beneficiosas, por ello los dermatólogos decimos: “que el sol es un gran amigo pero que si no pactamos con él puede convertirse en el peor enemigo”. En este sentido, los dermatólogos recomiendan tomar el sol pero con sentido común.

 

Las campañas preventivas, un modo efectivo de concienciar y reducir el cáncer de piel

 

La Campaña Euromelanoma surgió en 1999 a nivel europeo y su objetivo es concienciar a la sociedad sobre la importancia de un cuidado preventivo para evitar el cáncer, así como proporcionar información y tratamiento en la fase primaria y secundaria. Se inició en Bélgica y, actualmente, cuenta con la participación de 34 países, atendiendo a más de 450.000 pacientes.

 

Las campañas preventivas son muy eficaces a nivel mundial. Así lo demuestran otros países que han logrado reducir notablemente su porcentaje de incidencia. “Australia, que hasta el momento había sido el país con la mayor tasa de incidencia mundial de melanoma, ha dejado de serlo, estableciéndose ahora Hawái como el estado que presenta una mayor tasa de cáncer de piel entre su población de raza blanca”, ha especificado. El doctor además afirma que el cáncer cutáneo no melanoma (CCNM) presenta sus tasas más altas en Brasil, concretamente en Goiania, situada en la región Medio-Oeste del país, con muy altos índices de radiación ultravioleta en otoño e invierno y extremos en primavera y verano. El clima tropical de esta región brasileña incita a sus ciudadanos a llevar ropa ligera, que cubre menos superficie corporal, con la consiguiente mayor exposición solar directa y riesgo alto de quemaduras.

 

Por otro lado, como ha especificado el Dr. Buendía Eisman, en 1950 en EE.UU. el riesgo acumulativo de padecer un melanoma para un hombre blanco a lo largo de su vida era 1/600, en el año 2000 era de 1/74 y en 2015 de 1/50, dependiendo de las zonas geográficas. En lo referente a Europa, el número de casos supera los 3,5 millones y es que más de 22.000 europeos mueren de melanoma cada año.

 

Así, el médico informa de que durante los últimos 30 años, la incidencia del cáncer de piel tipo melanoma y CCNM ha experimentado un aumento continuo, con tasas más elevadas en mujeres que en hombres. El papel del dermatólogo aquí es fundamental, ya que es el profesional que mejor conoce y puede orientar sobre las medidas más adecuadas para la prevención del cáncer de piel. Este experto utiliza los medios de diagnóstico más eficaces, fiables y modernos para la detección precoz. Conoce además el manejo tanto de los tratamientos convencionales como del uso de medicamentos novedosos para el tratamiento de lesiones precancerosas y algunos tipos de cáncer o el tratamiento del melanoma en fases avanzadas.

 

4.000 nuevos casos al año en España

 

Según el Dr. Eduardo Nagore, uno de los Coordinadores de la Campaña Euromelanoma, hay 9 casos más de melanoma cada año por cada 100.000 habitantes, es decir, unos 4.000 nuevos casos al año para una población de 46 millones de habitantes. Además, se estima que un 80% de éste podría reducirse con hábitos saludables de fotoprotección desde que se es niño.

En definitiva, la incidencia del melanoma en España es de 9,7 por cada 100.000 personas (con máxima frecuencia en Marbella (17,5) y mínima en Zaragoza (3,6)”, ha especificado D. Luis Ríos. Además, asegura que “la mortalidad por melanoma ronda los 2 de cada 100.000 casos al año”. Respecto al cáncer cutáneo no melanoma es de “160 casos por 100.000 habitantes, siendo 118 carcinomas basocelulares y 42 carcinomas espinocelulares”, se ha incidido. En este sentido, el Dr. Nagore especifica que en cuanto al carcinoma basocelular hay 253 carcinomas nuevos cada año por cada 100.000 habitantes (unos 116.380 tumores nuevos al año). En lo referente al carcinoma espinocelular, existen 38 carcinomas nuevos cada año por cada 100.000 habitantes (17.500 casos al año). También se han aportado cifras de mortalidad y asegura que, debido al melanoma, hay 1.3 personas muertas cada año por cada 100.000 habitantes (unas 600 personas al año).

 

Según la AEDV, el cáncer de piel es más frecuente en mayores de 50 años. No obstante, cada vez se diagnostican más casos en personas jóvenes por los hábitos poco saludables de exposición solar intensa en cortos periodosEl principal factor de riesgo evitable para la mayoría de los melanomas es una sobreexposición a la radiación ultravioleta (ya sea natural-sol- o artificial-cabinas de bronceado-), inapropiada al tipo de piel. Obviamente hay factores genéticos que no se pueden modificar, como son el tipo de piel (mayor o menor capacidad para broncearse), tendencia a desarrollar nevus-lunares-, y determinadas mutaciones que predisponen a padecer tumores, aún en ausencia de una exposición solar excesiva. También hay algunos factores de tipo químico como el arsénico, la nicotina o las breas que pueden provocar tumores cutáneos no melanoma. En este sentido, se ha insistido de nuevo en la jornada de hoy, “el bronceado es breve, tu piel es para siempre ¿Salud o moda? Ahí está el dilema”.  Recuerda que la prevención es el mejor tratamiento.

Con mensajes tan relevantes como  ‘El bronceado no es sinónimo de salud ni de belleza’, ‘El sol es un gran amigo que si no pactamos con él puede ser el peor enemigo’, ‘Las quemaduras solares en la infancia y adolescencia son determinantes de cáncer de piel en la edad adulta’ quieren avisar a la población de los peligros del sol. Otros lemas a destacar son ‘Respetar el horario de exposición solar en las horas centrales del día es la medida fotoprotectora que mayor margen de mejora presenta’, ‘Hay que potenciar el uso correcto del fotoprotector’,’Una lesión en la piel que cambia puede cambiar tu vida. Consulta al dermatólogo’, ‘El sol no solo brilla en la playa’.

Por su parte, la Coordinadora de la Campaña, Yolanda Gilaberte, recuerda que “hay que disfrutar de todos los beneficios que el sol tiene en nuestra salud evitando sus efectos perjudiciales”, es decir, es fundamental tomar el sol pero con precaución.  Y es que asegura que los hábitos de salud que se adquieren en la infancia perduran más en la vida adulta. Además, especifica que lo que más influye en los hábitos de fotoprotección de los niños son los de su familia.

 

Asimismo, la especialista ha recalcado que la autoexploración es una acción sencilla y muy útil para la detección precoz del melanoma. “Los dermatólogos somos claves para educar a la población en la prevención y la detección precoz el cáncer de piel”.