La Asociación Catalana de Recursos Asistenciales (ACRA) organizó una jornada sobre la comunicación de la guarda de hecho a raíz de la Instrucción 1/2017 del Departamento de Trabajo, Asuntos Sociales y Familias de la Generalitat de Catalunya a la que asistieron más de doscientos socios de ACRA. En el encuentro se trató el cómo y cuándo se debe cumplir con la obligación legal de comunicar las guardas de hecho ya sea al juzgado o al ministerio fiscal.
El abogado de Bufete Escura, Josep Mª Barcelona, también hizo referencia a lo que se establece en el Decreto 284/1996, modificado por el Decreto 176/2000, de regulación del sistema catalán de servicios sociales, así como en el Código Civil de Catalunya, en relación a la comunicación de la guarda de hecho. En este sentido declaró que ante las contradicciones de ambas normas, prevalece lo que dice el Código Civil de Catalunya, en virtud del principio básico de jerarquía normativa.
Barcelona apuntó que los establecimientos residenciales deben comunicar la guarda de hecho al juzgado o al ministerio fiscal de todos los residentes ingresados en el centro que presenten una causa de incapacitación y no hayan sido incapacitados legalmente. También explicó que la comunicación se deberá hacer si la causa es sobrevenida y posterior al ingreso en el establecimiento residencial, y todo ello en un plazo de 72 horas.