Las altas temperaturas pueden traer consigo la deshidratación, un problema que tal y como ha señalado la Fundación Española del Corazón, sino se combate a tiempo puede resultar peligroso para la salud y dificultar el funcionamiento normal de los órganos. Aunque la sensación de sed es el síntoma de alarma más frecuente, el mareo, el aletargamiento, la visión borrosa y el dolor de cabeza son también otras alertas de deshidratación, según ha expuesto la FEC… Leer más