Los hospitales y clínicas requieren suelos que den respuesta –técnica y estética– a las condiciones especiales de estos centros. El linóleo, un pavimento natural, sin plastificantes ni PVC, se convierte en una buena opción por sus propiedades antibacterianas, fácil limpieza, resistencia al  transito y posibilidades decorativas.

 

Compuesto en un 98% de materia orgánica, con materiales como el aceite de linaza (que le confiere propiedades bactericidas) y el polvo de madera, el linóleo de DLW Flooring no acumula electricidad estática, lo que hace que repela el polvo y no atraiga a los ácaros. Una condición técnica muy importante en el ámbito sanitario. Fácil de mantener y de limpiar, resulta muy resistente al transito por lo que es una buena opción en salas de espera, consultas o pasillos, habitaciones de pacientes por ejemplo.

 

 

 

 

 

Además, posee una pisada cálida, natural y confortable, ayudando a crear no solo el ambiente idóneo para la actividad que se desarrolla en estos centros sino también contribuyendo a hacer más cálidos y acogedores los diferentes espacios de clínicas y hospitales. Entre las distintas colecciones de DLW Flooring, podemos destacar la Colorette. Disponible en 19 tonalidades (12 colores vivos y brillantes y 7 neutras, en tonos grises y beis) ofrece una respuesta estética a la medida.