La incontinencia sigue siendo una de las patologías más desconocidas por la población ya que las personas incontinentes la suelen vivir en silencio. Actualmente, se estima que 6.5 millones de personas en España tienen incontinencia. Según datos del Instituto Nacional de Estadística en 2016 había un 18.4% de la población mayor de 65 años y esta cifra podría ir en aumento debido a la creciente longevidad de la población.

La incontinencia todavía es una patología difícil de abordar para los médicos de atención primaria. Y según El Servicio Vasco de Salud en muchos casos los pacientes no comunican este problema bien por vergüenza, bien por considerarlo un trastorno inherente a la edad, o por desconocer la existencia de tratamiento, y estima que sólo el 10‐40% de los afectados consulta con el médico.

Es importante que las personas incontinentes normalicen esta patología y acudan al médico para poder determinar qué tipo de incontinencia tienen y empezar cuanto antes el tratamiento más conveniente. No debemos olvidar que, en el tratamiento de la incontinencia, la pérdida de orina no es el único factor que hay que tener en cuenta ya que, todavía hoy, sigue siendo un problema de salud oculto que afecta a la autoestima de quienes la padecen, y está asociada frecuentemente a trastornos psicológicos como la ansiedad y la depresión.

Bimedica cree en la importancia de transmitir que la incontinencia no tiene por qué ser una limitación, ya que si se trata adecuadamente se puede seguir realizando una vida normal. Para ello, con la campaña “Que la incontinencia te deje vivir tranquilo” apuesta por hablar de esta patología sin tabúes, tratarla correctamente, y educar a las personas en hábitos saludables para minimizar sus efectos, ayudando su autoestima y calidad de vida.

Es muy importante contar con absorbentes adecuados. La tranquilidad y seguridad es fundamental para asegurar el bienestar de las personas incontinentes y que puedan vivir tranquilos.