El Instituto Aragonés de Servicios Sociales (IASS) tiene previsto extender el Programa de Envejecimiento Activo a todo el territorio aragonés. Así lo ha anunciado la consejera de Ciudadanía y Derechos Sociales, María Victoria Broto, en su visita al Hogar de Mayores de Huesca, que cuenta con 6.800 socios.

Broto ha explicado que en los presupuestos del año que viene se reservará una partida para poder llevar a cabo este programa en localidades que no tengan Hogar, pero que sí dispongan de un número mínimo de mayores para poder desarrollar las actividades.

La consejera ha destacado la importancia de estas actividades, tanto físicas como cognitivas, para retrasar en la medida de lo posible el envejecimiento y para mejorar la calidad de vida de los mayores.

Ha puesto como ejemplo las actividades que se llevan a cabo en el Hogar de Mayores de Huesca y que hoy ha podido ver de cerca. Ha visitado una clase de informática, otra de pintura, de gimnasia y ha presenciado la actuación de la coral Voces de la Alegría de este centro del IASS en la capital altoaragonesa.

También ha hecho alusión a otro de los programas que se desarrollan en este centro: el Programa de Promoción de la Autonomía Personal (PAP), destinado a dependientes leves y moderados de grado I.

Ha querido, también, agradecer la labor de los voluntarios que imparten clases y jornadas en estos centros.