La SEGG y la Fundación Envejecimiento y Salud, celebran, por cuarto año consecutivo, en colaboración con Lindor Ausonia, el “Día Internacional de las Personas Cuidadoras”, dando valor al trabajo y esfuerzo diario realizado por los cuidadores familiares y profesionales. “El cuidador es un valor añadido, para la persona cuidada, dándole seguridad, apoyo, acompañamiento, le hace sentirse querido, siendo en muchas ocasiones su referente, y en el que deposita su confianza total”, explica Ma Ángeles García Antón, Secretaria General de la FES y Coordinadora del Grupo de Trabajo sobre la Ley de Dependencia de la SEGG.

Entre las funciones clave que desempeña el cuidador, se encuentran la de ser el informador de la situación y evolución del estado de salud de la persona dependiente, y la de participar de una manera activa en la toma de decisiones de la vida de la persona mayor dependiente, “pero respetando el cuidador las decisiones y preferencias del mayor dependiente siempre que la situación de este lo permita”, aclara Ma Ángeles García Antón.

A nivel nacional, el Pte. SEGG, El Dr. Jose Antonio López Trigo afirma “España es un país paradigmático en el cuidado en el ámbito familiar y este cuidado es de alta calidad fundamentalmente acosta de la dedicación de tantas y tantas personas que consagran su vida a prodigarlo”.

La importancia de la formación en la persona cuidadora

Según el Estudio CuidadorES elaborado por la SEGG en colaboración con Lindor, “Más de la mitad de los cuidadores familiares no reciben formación e información para poder proporcionar los cuidados que requiere la persona mayor dependiente”.

Por este motivo, la Sociedad Española de Geriatría y Gerontología (SEGG) ha decidido renovar su compromiso con la formación de los cuidadores, con la colaboración de Lindor, poniendo en marcha la 4a edición del “Curso on-line para cuidadores de personas mayores dependientes” y la 3a edición del “Programa de formación online para profesionales sociosanitarios. Atención y cuidado a las personas mayores”. Cuyos objetivos generales son disminuir el desconocimiento y el miedo que se produce en el cuidador cuando se enfrenta a la necesidad de cuidar, establecer prioridades y crear confianza de saber dar los cuidados que precisa la persona a la que cuida.

Estos cursos gratuitos cuentan con una gran aceptación y demanda. Hasta la fecha más de 23.000 cuidadores lo han realizado satisfactoriamente.
Un año más, la SEGG y Lindor quieren seguir apoyando la importante labor que desarrollan los cuidadores día a día, para garantizar uno de los deseos de las personas mayores, vivir en su entorno habitual. Porque “Un cuidador lo cambia todo”.