La Sociedad Española de Psicogeriatría convoca su XXIV Congreso Nacional en la acogedora ciudad de Córdoba, con el lema “Desde las tres culturas hacia las fuentes del conocimiento”. Hemos querido aprovechar en esta ocasión el ejemplo de la brillante época para las artes y las ciencias que vivió occidente durante el califato cordobés, para enmarcar las actividades científicas que se desarrollarán a lo largo del Congreso.

Córdoba conoció un desarrollo cultural inigualable durante la Edad Media, con el mayor índice de alfabetización de toda Europa y el mayor número de bibliotecas. Desde esta ciudad se experimentaron numerosos avances básicos para la medicina, la botánica, la matemática, la filosofía, la geografía y otras ramas de la ciencia. Pero lo más singular de este periodo fue la convivencia entre culturas. En Córdoba se permitió la libertad de pensamiento y la tolerancia entre religiones y razas, en una ciudad en la que convivían musulmanes, judíos y cristianos. Brotaba en estos años el árbol de la tolerancia a cuya sombra se cobijaban las corrientes intelectuales más avanzadas, permitiendo a Córdoba la formación de su propio crisol cultural que legó para las generaciones futuras como fuente de genuino saber.

La atención a la Salud Mental de las personas mayores precisa justamente de esta actitud abierta, tolerante e integradora de todas las culturas científicas que pueden contribuir a su desarrollo. Culturas médicas como la psiquiatría, geriatría y medicina de familia. Culturas profesionales como la medicina, psicología y enfermería. Culturas del conocimiento como la biológica, la psicológica y la social. Y culturas asistenciales como la hospitalaria, comunitaria y residencial.

El XXIV Congreso Nacional de Psicogeriatría de Córdoba ofrece la oportunidad a todos los asistentes de realizar actividades que se enmarcan en tres claros ámbitos: Conocer los más recientes avances en la investigación, aprender técnicas y procedimientos de aplicación directa a la clínica e intercambiar experiencias en la atención a los pacientes psicogeriátricos.

Como Presidente del Congreso y en nombre de los comités científico y organizador, es para mi un placer y un honor darles la bienvenida a mi ciudad, que encontrarán amable, serena y acogedora y animarles a participar en el Congreso en las diferentes formas previstas. Estoy seguro de que de la reunión de culturas científicas y profesionales que se darán cita en el Congreso, todos conseguiremos beber de la fuente del conocimiento que nos llevará a conseguir importantes avances en la salud mental de las personas mayores.