Bimedica publica y distribuye el cómic “¡Que la incontinencia te deje vivir tranquilo!”, con el objetivo de ayudar a la normalización de la incontinencia de la mano del ilustrador Paco Roca.

Bimedica lanza “¡Que la incontinencia te deje vivir tranquilo!”, una campaña de concienciación que aborda la incontinencia de manera próxima y cálida para proyectar un necesario mensaje de normalidad y compatibilidad con una vida plena, además de la importancia que tiene visitar al médico para poder recuperar la actividad cotidiana.

Para ello cuentan con la complicidad de los cómics que el personal sanitario podrá facilitar a sus pacientes en los centros de atención primaria a partir de este mes de Noviembre. Los protagonistas del relato son María y Juan , dos personas incontinentes que viven sus vidas al 100% y sin restricciones. Los dibujos y la historia han sido creados por el ilustrador y escritor Paco Roca, famoso creador de la reconocida novela gráfica Arrugas.

La incontinencia va asociada a muchos problemas psicosociales. De hecho una de cada tres mujeres no acude al médico por vergüenza. En muchos casos este trastorno está asociado a depresión, cambios en los hábitos sexuales y sociales e incluso en la forma de vestir. La ayuda del entorno es muy importante y sobre todo hay que eliminar el estigma que supone esta patología para los que la padecen.

A menudo creemos que, al hacernos mayores, los miedos y las inseguridades desaparecen. Sin embargo, son muchas las personas que afrontan esta nueva etapa de sus vidas con temor. Por ello, Bimedica quiera ayudar a normalizar una situación que afecta a un amplio porcentaje de la población a partir de cierta edad, concretamente entre un 30% y un 50% de las personas de más de 65 años. Sin embargo, sólo consultan con el médico del 10 al 40% de ellas (bien por vergüenza o por
desinformación)1.

Bimedica ha contado con Paco Roca, uno de los mejores ilustradores e historietistas de este país, que ha mostrado especial interés por el mundo de las personas mayores desde que publicó “Arrugas”, en el que reflexiona sobre el daño que provoca el alzhéimer en la vejez, trabajo que le valió el Premio Nacional del Cómic y por el que obtuvo dos Goyas a la mejor película de animación y al mejor guión adaptado en 2012.