En las Islas Baleares el envejecimiento de la población crece a pasos agigantados. Tanto es así que el número de personas de más de 65 años ha aumentado un 21,2% desde 2007, año en el que había 141.054 mayores[i]. Lejos de ser un fenómeno aislado, esta situación afecta a todas las regiones de España. Y es que, por primera vez, en 2017 el número de personas con más de 100 años supera las 15.000 y medio millón alcanzan los 90[ii]. El aumento de la esperanza de vida, que se explica gracias a los avances en las técnicas y los tratamientos, trae consigo la aparición de enfermedades relacionadas con la longevidad como dolencias crónicas o ligadas al deterioro cognitivo.

En este contexto, Atenzia ha organizado hoy en Palma de Mallorca, la jornada técnica “Nuevos retos de los servicios sociales: la atención centrada en la persona”, para abordar las novedades en el cuidado de personas mayores y dependientes a través de la teleasistencia. Los cuidados de larga duración suponen un reto y deben ser tratados desde una perspectiva multidisciplinar y personalizada, según las características de cada paciente.

El encuentro ha contado con la participación de Dña. Fina Santiago Rodríguez, Consejera de Servicios Sociales y Cooperación del Gobierno Balear; D. Gregori Molina, director técnico de la Fundació d’Atenció i Suport a la Dependència del Govern Balear, Dña. Judith Salazar Irusta, Coordinadora de Matia Instituto; Dña. Clarisa Ramos Feijóo, Vocal de la Fundación Pilares para la autonomía personal, Profesora del Departamento de Trabajo Social y Servicios Sociales de la Universidad de Alicante; Dña. Sacramento Pinazo Hernandis, Vicepresidenta de la Sociedad Española de Geriatría y Gerontología; y D. Alfredo Alday Jurado, Responsable de la gestión del Servicio Público de Teleasistencia del Gobierno Vasco.

Durante la jornada, expertos y profesionales en la atención domiciliaria han debatido sobre la vulnerabilidad a la que están expuestos los mayores que viven solos y cómo la teleasistencia puede ayudar a combatir los problemas derivados de la soledad, entre los que destaca la depresión. Además, se ha dado a conocer el nuevo Servicio de Teleasistencia del Gobierno Balear para personas dependientes, activo desde el pasado mes de febrero. Desde su inicio y hasta el 31 de octubre, 1.177 habitantes de las Islas Baleares han podido ya beneficiarse de esta iniciativa.

Como ha comentado la Consejera de Servicios Sociales y Cooperación del Gobierno Balear, Fina Santiago: “tenemos el reto de trabajar sobre el progresivo envejecimiento de la población, convertir el hogar en un lugar de creación de servicios en el que la persona pueda recibir las atenciones que recibiría en un centro de día o una residencia y personalizar así la atención a cada caso para ganar en calidad de vida”.

Otro de los temas tratados ha sido la necesidad de que la atención se adapte a la persona y no sea un servicio estandarizado al que los usuarios se tengan que amoldar. “La asistencia se construye a partir de la persona, es decir, debe ser flexible y adaptado al entorno que la rodea. Para que sea de utilidad, es fundamental que solvente todas y cada una de las necesidades que tengan los usuarios”, ha explicado Silvia Fornés, directora territorial de Atenzia, encargada de clausurar el acto junto a D. Gregori Molina, director técnico de la Fundació d’Atenció i Suport a la Dependència del Govern Balear.