El frío, el viento y la humedad ponen a prueba nuestra salud auditiva. Con la llegada del invierno y las bajas temperaturas, nuestras defensas están más bajas y somos más vulnerables a las infecciones y a los catarros, que pueden provocar una otitis.

 

Por ello, Oi2, especialistas en el cuidado de la audición, ha elaborado un listado con los 10 mandamientos para disfrutar de una salud auditiva perfecta en invierno.

 

  1. Abrigarás tus oídos

En caso de bajas temperaturas debes mantener los oídos protegidos. Por ello, es muy importante que hagas uso de orejeras o gorros de lana para evitar infecciones o catarros. Esto hará más difícil la aparición de microbios y otros problemas que afecten a tu audición.

 

  1. Cuidarás de tus defensas

Si mantienes una buena alimentación, hábitos de vida saludables y practicas deporte, todo ello te ayudará a fortalecer tu sistema inmunológico, vital en esta época del año en la que las defensas suelen bajar.

 

  1. Seguirás una dieta rica en Vitamina B-12

Ante la ola de frío, una dieta rica en Vitamina B-12, la cual podrás encontrar en alimentos como la leche, huevos, carne roja o aloe vera, será tu mejor receta para proteger tus oídos frente a las bajas temperaturas.

 

  1. No fumarás ni consumirás alcohol

El tabaco no sólo afecta a los pulmones, y el alcohol al hígado. Ambas prácticas también favorecen la aparición de mucosidad y un descenso de las defensas. Por lo tanto, son dos factores que pueden propiciarte la aparición de otitis y muchos otros problemas auditivos.

 

  1. Vigilarás los cambios bruscos de temperatura

Con la llegada del frío es importante que evites al máximo los cambios bruscos de temperatura y la exposición prolongada al frío para prevenir las infecciones de las vías aéreas superiores. Si no hay resfriado, no hay otitis.

 

  1. Evitarás los ruidos intensos

Con temperaturas extremas, tu sistema auditivo se vuelve más sensible de lo normal, por lo que la exposición a sonidos intensos es contraproducente para tus oídos. La evasión de estos ruidos te ayudará a poder evitar numerosos problemas e infecciones.

  1. Limpiarás tus oídos

La higiene auditiva es clave, también en invierno. Los expertos recomiendan hacerlo con difusores de agua marina, evitando el uso de bastoncillos, elementos punzantes u objetivos similares que puedan dañar tus oídos.

 

  1. No te automedicarás 

Tomar medicamentos sin prescripción médica es un error muy grave, ya que puede conllevarte efectos secundarios y consecuencias realmente importantes. En el caso de sufrir algún tipo de molestia auditiva, acude a un especialista y que éste quien te prescriba el tratamiento oportuno.

 

  1. Protegerás tus oídos en el agua

Siempre que quieras disfrutar de piscinas cubiertas y climatizadas durante el invierno, no olvides que debes utilizar protectores o tapones durante el baño, para así evitar que el agua pueda introducirse en tus oídos.

 

  1. Revisarás tu audición

Antes de cambiar de estación, y por lo tanto de clima, es muy recomendable que acudas a un especialista para que te realice una revisión a fondo. De esta forma, evitarás muchos problemas que puedan surgir.