Langel System, dirigida por un equipo con más de 20 años de experiencia en el sector del descanso, lanzará una innovadora gama de colchones. Serán los primeros colchones articulados y adaptables del mercado para garantizar la protección de posibles caídas de personas mayores y dependientes. Éstos permiten modificar su forma, cambiar la firmeza e incluso el tamaño con un sencillo mecanismo. Articulando las alas laterales del colchón hacia arriba, se crea una barrera segura que evita los desplazamientos fuera de la cama. Además gracias a esta tecnología, el usuario puede articular el cabezal para estar incorporado en los momentos en los que no esté durmiendo.

Miles de familias tienen a su cargo personas con dependencia, las cuales requieren cuidados especiales y la adaptación del mobiliario a sus necesidades. Uno de los principales riesgos son las caídas que se producen mientras duermen y que obliga a tener camas especiales para personas enfermas o de la tercera edad. Para evitar este gran desembolso y ante la inexistencia en el mercado de una solución más práctica y sencilla, Langel System ha creado su gama de colchones y sobrecolchones articulados.

Alberto Sánchez, CEO de Langel System, quien lleva más de 20 años trabajando en el sector del mueble, tomó la firme decisión de reinventar el concepto actual de colchón. Huyendo de enfoques tradicionales, ha desarrollado, con la ayuda de multinacionales del sector, lo que en Langel han denominado el colchón del futuro: un producto de caja, modular, capaz de actualizarse en el tiempo a las necesidades de las familias.

Conscientes de la importancia del diseño, su objetivo era obtener un colchón de primera calidad, avanzado en su estética, joven y urbano. Cuatro años de prototipos y varias patentes en más de 70 países, han hecho posible el resultado: un colchón sostenible, fácil de transportar y de montaje muy sencillo, lo que resulta idóneo para adquirirlo de forma online.

Este nuevo concepto de descanso se presenta no solo en forma de colchón, sino también de sobrecolchón o topper para dar la posibilidad de disfrutar del innovador producto a las personas que no deseen cambiar su colchón. Incluso se ofrecerá una estructura capaz de adaptarse a cualquier sobrecolchón, siendo ésta una opción más económica pero muy resolutiva. Una de las principales ventajas es que tienen distintos usos, ya que nos sirve tanto para personas dependientes, por la protección anticaídas de sus alas, como para convertir un colchón individual en uno de matrimonio.

 

La empresa ha recibido un gran espaldarazo con la obtención del “Sello de Excelencia” de la Comisión Europea (EU Frammework Programme for Research and Innovation 2014-2020). Con la intención de dar el salto al mercado internacional, el equipo tiene previsto encarar su fabricación a mediados de febrero a través de una campaña de crowdfunding en la plataforma estadounidense Kickstarter. La startup se ha comprometido a ofrecer un descuento a los primeros clientes para recompensar la confianza depositada. Tal y como declaraba Alberto, “aunque los colchones y sobrecolchones tienen un precio asequible para todos los bolsillos, vamos a premiar a los primeros que apuesten por nuestra forma de entender el descanso”. Por el momento, los interesados pueden dirigirse a su página web https://langelsystem.com para reservar su pedido y adelantarse a todas las novedades.