El Instituto Valenciano de Atención Social-Sanitaria (Ivass), adscrito a la Vicepresidencia y Conselleria de Igualdad y Políticas Inclusivas, ha realizado una inversión en 2017 de alrededor de 240.000 euros en la compra de seis nuevas furgonetas adaptadas para el parque móvil de la entidad, que con estas incorporaciones cuenta ya con 33 vehículos.

Las nuevas furgonetas, que se han destinado a las Residencias PRAGA de Rocafort, Caixa Ontinyent de Xàtiva, Carmen Picó de Alzira y Jubalcoy en Elche, así como a los Centros Ocupacionales El Maestrat de Benicarló y Belcaire de La Vall d’Uixó, están debidamente adaptadas para el traslado de personas con movilidad reducida y disponen de espacio para cuatro plazas de personas en silla de ruedas y una ocupación máxima de nueve plazas.

El director general del Ivass, Ángel Bonafé, ha explicado que “esta actuación se enmarca en el plan integral de mejora de infraestructuras de la entidad por el que, de manera progresiva desde mediados de 2015, y con una inversión de 1,4 millones de euros, se vienen acometiendo obras de reforma y acondicionamiento de los centros y servicios, así como la mejora del equipamiento tales como en los equipos de climatización, compra de nuevos electrodomésticos, mobiliario y modernización de dispositivos técnicos e informáticos y ayudas técnicas”.

Ángel Bonafé ha asegurado que se está trabajando “para dignificar estas instalaciones y dotarlas de equipamientos técnicos adecuados con el firme propósito de ofrecer un servicio de calidad que se ajuste a las necesidades de las personas usuarias y de los profesionales que trabajan en estos recursos”.

Asimismo, ha concretado que la modernización y ampliación de la flota de vehículos del Ivass “era una asignatura pendiente, ya que muchos de ellos habían quedado obsoletos, algunos con más de 17 años de antigüedad, y había una necesidad imperiosa de renovarlos y de proporcionar el servicio de transporte adecuado a cada centro”.

El Instituto Valenciano de Atención Social-Sanitaria dispone de un total de 33 vehículos para los centros y servicios de las tres provincias de la Comunitat Valenciana. En concreto, dos autobuses y dos microbuses equipados con rampas elevadoras y anclajes especiales para sillas de ruedas que facilitan el acceso a cualquier persona con movilidad reducida, y otras 29 furgonetas, de las cuales once están también adaptadas.