Con motivo del Día Europeo de la Logopedia, que se celebra hoy, 6 de marzo, y que este año está centrado en los Sistemas Alternativos y Aumentativos de Comunicación (SAAC), el Colegio Profesional de Logopedas de la Comunidad de Madrid (CPLCM) ha organizado la jornada Logopedia, comunicación y SAAC, que ha tenido lugar en el Centro de Referencia Estatal de Autonomía Personal y Ayudas Técnicas (Ceapat). Durante el encuentro, profesionales de distintos ámbitos de la educación, servicios sociales y sanidad han podido reflexionar sobre el derecho a  comunicar que tienen todas las personas, el papel que juegan los SAAC como herramienta para procurar la comunicación a quienes, por cualquier causa, tienen mermada esta capacidad y la labor de los logopedas como actores principales en la intervención.

En la inauguración, el director del Ceapat, Miguel Ángel Valero, ha recordado que “comunicar es poner en común” y, para conseguir este objetivo, “los recursos humanos y la tecnología son determinantes”. En este sentido, la presidenta de CPLCM, Cristina Municio, ha admitido que en la era de la comunicación, no tener acceso a la comunicación es una ironía y una condena, por lo que “tenemos que trabajar en el camino adecuado para posibilitar que todas las personas puedan ejercer este derecho, y en los SAAC encontramos un aliado clave”. Además, ha agradecido el trabajo que los logopedas de Ceapat realizan, ya que “habéis logrado poner a la logopedia en el sitio que corresponde”. Por otra parte, Municio ha denunciado la mala implantación de la logopedia en los ámbitos competentes: sanidad, servicios sociales y educación y ha reivindicado una mayor consideración y visibilidad de la profesión.

Derecho a comunicar
En la primera mesa, titulada El derecho a comunicar, la logopeda del Ceapat Clara Delgado ha realizado una breve descripción sobre las diferentes normativas que hacen referencia a la comunicación, dentro del derecho a la libertad de expresión, “porque tenemos el derecho a tener liberad de expresión y contar con un medio para ejercer esa libertad de expresión”, ha concretado. Con el uso de SAAC en nuestra intervención, “los logopedas estamos facilitando un derecho llave, que son derechos que te permiten tener otros derechos, ya que al poder comunicarse la persona también puede participar en la sociedad y relacionarse con los demás”.

Por su parte, el coordinador de proyectos de accesibilidad cognitiva y lectura fácil en Plena Inclusión Madrid, Óscar García, ha insistido en que debido a la heterogeneidad de personas con discapacidad y problemas de comunicación y la variedad de soluciones tecnológicas, es preciso que “los profesionales valoren correctamente las necesidades de las personas, conozcan las distintas soluciones tecnológicas y empoderen a los usuarios para que puedan comunicarse de la manera más autónoma y menos condicionada posible”.

En la misma línea, Marta Olmos, logopeda de la Asociación de Sordos de Madrid, ha descrito en qué consiste la lectura labiofacial y el programa para la  atención a las personas con pérdida auditiva que lleva a cabo la Asociación.

¿Hacia dónde vamos?
Bajo el título Hacia dónde vamos, los ponentes de la segunda mesa han incidido en la relevancia del desarrollo de tecnologías y aplicaciones dirigidas a facilitar la comunicación de las personas que tienen alguna dificultad para ello, siempre que forme parte de la intervención por parte de un profesional.

La profesora de Sistemas de Comunicación Alternativa de la Universidad Complutense de Madrid (UCM), Eva María Pérez, ha concretado que “vamos hacia una mayor expansión y generalización del uso de los sistemas de comunicación, de los que se irán beneficiando cada vez más personas”. En su opinión, “esto se debe, en parte, a la facilidad de acceso y utilización de la tecnología y a la mayor formación de los profesionales”.

No obstante, ha matizado que “la tecnología es una herramienta de intervención más, no es única ni un fin en sí misma”.

La técnico en el Área de Accesibilidad Universal de la Fundación ONCE, Paloma Cid, ha comentado que en la Fundación, desde la accesibilidad y el empleo están vinculados a la comunicación. Y que se preocupan y vigilan que todas las tecnologías que se desarrollan tengan accesibilidad universal.

Desde BJ-Adaptaciones, la terapeuta ocupacional Bibiana Escribano ha recalcado que tecnología e intervención no son lo mismo y que “el fracaso o existo, no depende de la tecnología, aunque sea importante, depende de los usuarios y de los profesionales que los acompañan en este proceso para conseguir mayor comunicación”.

No solo son SAAC, son su voz
Según el logopeda, médico y psicólogo Darío Fernández, “los SAAC son herramientas de salud, desarrollo personal y bienestar y son necesarios para que las personas puedan participar en la sociedad en igualdad de derechos y oportunidades”.

Además, Fernández, ha hecho hincapié en que hay que implementarlos bien para que haya mayor adhesión y ofrezca mayor autonomía y calidad de vida al usuario.

En el ámbito de la educación, y con el fin de unificar los Sistemas Alternativos y Aumentativos de Comunicación (SAAC) en los centros de Educación Especial, debido a la movilidad de alumnos y profesionales, se creó el proyecto EducaSAAC. La profesora especialista en pedagogía terapéutica Mercedes Pena ha explicando cómo funciona y qué recursos contiene.

También los SAAC son una herramienta muy interesante en sector sanidad. La presidenta de la Sociedad Española de Medicina Intensiva, Crítica y Unidades Coronarias (Semicyuc) y miembro del Proyecto HUCI (Humanización de las Unidades de Cuidados Intensivos), Mari Cruz Martín, ha apuntado que la falta de comunicación es uno de los factores más estresantes para los pacientes, más incluso que el dolor, y que puede repercutir en su salud. Por lo tanto, “para una atención de excelencia los pacientes ha de poder comunicarse, y, en este sentido, los logopedas tienen mucho que aportar”, ha informado.

En el acto de clausura, el vicedecano de Logopedia de la Universidad Complutense de Madrid (UCM), Carlos Gallego, ha hecho referencia a la necesidad de mantener una comunicación fluida y una colaboración fructífera entre la profesión y la universidad para contribuir al conocimiento social de la profesión de logopeda y a la concienciación de las características, propósito y necesidad de su trabajo.

Por último, el viceconsejero de Humanización de la Asistencia Sanitaria de la Comunidad de Madrid ha asegurado que, para la Consejería de Sanidad y el Servicio Madrileño de Salud es de esencial importancia proporcionar la mejor atención y la mejor alternativa terapéutica a las personas afectadas por alguna disfunción o trastorno de la comunicación.

En la Comunidad de Madrid, 15 hospitales públicos cuentan con Unidades de Logopedia. Dos de ellas, específicas para Logopedia Infantil, en los hospitales Niño Jesús y de Getafe. Y las 13 restantes para Logopedia de Adultos. “Los conocimientos y habilidades de los profesionales que trabajan en estas unidades resultan básicos en cualquiera de los dispositivos de la red. Y su valiosa contribución resulta esencial para cumplir nuestro compromiso con la salud y el bienestar de los ciudadanos y para alcanzar cualquier objetivo de mejora de los servicios sanitarios”, ha señalado.