La consejera de Innovación, Investigación y Universidad, Pilar Alegría, ha conocido esta tarde los proyectos finalistas del Premio Don Bosco. Se trata de la XXXI edición de estos premios que reconocen los trabajos de investigación e innovación realizados por jóvenes de primeros cursos de grado, formación profesional o bachillerato.

Treinta y ocho proyectos han llegado este año a la final del premio, demostrando el potencial y talento de los participantes.  En el acto han participado el secretario general técnico de Educación, Felipe Faci; el director general de Universidades, José Antonio Beltrán, y la directora de Investigación, Maite Gálvez.

La consejera ha destacado que se trata de un evento consolidado, “un foro magnífico de encuentro entre empresas mundo educativo y jóvenes”. Además ha señalado que los organizadores fueron pioneros en la “motivación de la innovación tecnológica” pero también en involucrar a empresas.

Los trabajos están centrados en asuntos como la robótica, la mecatrónica o el medio ambiente, así como elementos sociales. “Estos premios fomentan el emprender y el investigar, dos características que deberían tener en su haber las nuevas generaciones. Sois talento”, ha explicado Pilar Alegría.

Alegría, además, les ha pedido trabajar por la sociedad. “Vuestros proyectos mejoran la  calidad de vida de las personas y esa debe ser la principal motivacion. Tenéis talento y cualidades tecnológicas, podéis hacer de este mundo un lugar mejor y más justo”, ha explicado.