El Programa de Servicios Individualizados (PSI) del Centro Psicoterapia de Barcelona (CPB – Servicios Salud Mental) cumple 15 años atendiendo a personas con trastornos mentales complejos del Eixample y Camp de l’Arpa de Barcelona. Es un programa sanitario de Gestión de Casos que implica una estrategia asistencial en el territorio, dirigida a personas con Trastorno Mental Severo (TMS) que por sus circunstancias, no pueden recibir un tratamiento satisfactorio o suficiente por parte de los servicios sanitarios. Este servicio se da allí donde se encuentra el paciente: en su casa, en la calle, o en los diferentes espacios comunitarios.

El equipo está formado por cuatro gestores de casos, con una sólida experiencia en la dinámica relacional, y la coordinadora del programa. Desde el año 2002 han atendido a 432 pacientes con un 74,5% de altas por logro de objetivos y un 55% de reducción de ingresos hospitalarios y de urgencias médicas. El diagnóstico principal suele ser esquizofrenia paranoide aunque, en menor medida, atienden a personas con trastornos bipolares o límite de la per- sonalidad.

Los programas de gestión de casos se inician a EEU.U los años ochenta y se desarrollan posteriormente en Inglaterra, Holanda, Alemania y Australia. En España aparecen en 1997 y actualmente en Cataluña están desplegados en el conjunto del territorio. A pesar de la aparición, estos últimos años, de numerosos servicios y programas de ámbito comunitario y la diversificación de oferta asistencial, seguían existiendo pacientes aislados sin predisposición de pedir ayuda y con una falta de apoyo asistencial que corrían el riesgo de quedarse fuera del sistema.

Los programas de gestión de casos nacen con el objetivo de adaptar los servicios sanitarios y sociales a las necesidades concretas de cada paciente, intentando consolidar la continuidad asistencial. Tal y como afirma Tina Ureña, coordinadora del programa, «seguimos el modelo de recuperación de Anthony (1993), con la finalidad de que el usuario/a adquiera la máxima autonomía y se convierta en agente activo de su tratamiento. No ponemos el foco en el trastorno, sino que acompañamos y ayudamos a la persona a potenciar sus capacidades y recursos personales allí donde se encuentre».

El PSI forma parte de la cartera de la red de salud mental del CatSalut. Una vez se asigna el profesional de referencia, la periodicidad media de los encuentros suele ser de dos horas semanales. Junto con el paciente establece un plan de trabajo que intenta garantizar la vinculación a servicios comunitarios, mejorar la adherencia al tratamiento, fomentar la autonomía y la capacidad funcional e incrementar la calidad de vida y el bienestar de la persona El gestor de casos se coordina periódicamente con el resto de profesionales que están interviniendo. El proceso finaliza cuando los objetivos se ha alcanzado y el paciente queda vinculado de manera consolidada a los dispositivos adecuados.

El equipo PSI Eixample no tiene lista de espera y atiende de manera in- mediata a aquellas personas que lo necesitan. La accesibilidad de los profesionales y su proximidad son algunos de los aspectos más valorados por los usuarios.

  • A.T. escribe: «Con el PSI me siento escuchado y comprendido. Cuando salimos a tomar un café, hablo de mi enfermedad y de la vida en general. Me hace ver que tengo cualidades y me ha ayudado a vincularme a un servicio de inserción laboral. Antes siempre acababa ingresando y hace dos años que no piso un hospital «.
  • J.R. Subraya que «el hecho de que la PSI no lleve bata blanca y que nos vemos fuera de espacios clínicos me tranquiliza. Me ayuda a hablar con los médicos cuando no encuentro palabras para explicar lo que me pasa. Antes no salía de casa porque tenía miedo a todo y pensaba que todo el mundo se reía de mí. La PSI me ha ayudado a encontrar estrategias para poder salir de casa sin miedo. «

• Por su parte, la madre de A.M relata que «antes no entendía muy bien qué le pasaba a mi hija y siempre estábamos discutiendo. Gracias al PSI he podido empezar a entender y asumir la complejidad de su enfermedad. Cuando tengo alguna duda el truco. Él también me ayudó a encon- trar un grupo de familias con las que compartir lo que me pasa.»