Dotar de una mayor resolución a los centros de salud, con la incorporación de tecnología y de mejores cauces de comunicación con la Atención Especializada; fijar y estabilizar el empleo sanitario ya existente y sumar nuevas plazas; además de acometer las infraestructuras más necesarias en el territorio. Estas son las líneas fundamentales con las que el Departamento de Sanidad ha materializado la apuesta del Gobierno de Aragón por la Atención Primaria, cuyo día se celebra hoy.

Así, una de las principales líneas de actuación a lo largo de esta legislatura ha sido dotar de una mayor capacidad de resolución a los centros de Atención Primaria, una estrategia fundamentada en la implantación de una batería de medidas, entre las que se encuentran:

  • Progresiva implantación de la interconsulta virtual, gracias a la cual cada mes se logran evitar más de 3.500 desplazamientos innecesarios al especialista, se potencia la colaboración entre Primaria y Especializada y se fomenta la formación continua de los profesionales de los centros de salud.
  • Ampliación de la cartera de servicios (matronas) para la implantación y seguimiento de métodos anticonceptivos.
  • Dotación de espirómetro y de electrocardiograma digital en los centros de Primaria.
  • Implantación de diagnóstico por ecografía, con la adquisición de 32 ecógrafos, que han ido destinados a otros tantos centros de salud de la comunidad.
  • Ampliación progresiva de la cartera de cirugía menor.
  • Desarrollo progresivo de consultas monográficas sobre trastornos emocionales, educación diabetes, deshabituación tabaco…
  • Programas de promoción comunitaria de salud potenciando y utilizando los activos sociales de cada territorio.
  • Acceso a cuidados paliativos pediátricos mediante un trabajo en red con la unidad central de referencia.

Además, los dos grandes planes aprobados en esta legislatura, tanto el de atención a los pacientes crónicos como el de salud mental, pivotan en la atención primaria. En el primero, la enfermería de Primaria tiene un papel fundamental en la gestión de los casos y el control de los pacientes, evitando el paso por el hospital en la medida en la que sea posible. Y en el caso de la salud mental, se incluye como línea fundamental el abordaje del trastorno mental en la Atención Primaria como vía para la integración del paciente.

Más de 350 plazas para oposición

En materia de empleo público, el SALUD ha tramitado durante esta legislatura Ofertas Públicas de Empleo (OPE) que aglutinan más de 8.500 plazas, entre ellas 317 de médicos de familia y 40 de pediatras de Atención Primaria. Además, se ha creado la especialidad de Enfermería Comunitaria, de modo que Aragón se ha convertido en una de las primeras comunidades en la creación de esta especialidad, en su apuesta por la actividad enfermera por la que viene abogando el Departamento de Sanidad para mejorar la atención personalizada de niños y adultos en el ámbito de la Atención Primaria y de los pacientes crónicos complejos.

Asimismo, se ha aprobado el incremento del número de meses de contratación mínima para eventuales, pasando de 3 meses a un año; se ha provisto la dotación de refuerzos de personal sanitario en temporada alta en los lugares más turísticos, así como la aprobación del plan de incentivos para plazas de difícil cobertura y la prórroga en el servicio activo de todos los facultativos que así lo deseen.

En materia de infraestructuras se han abierto los nuevos centros de salud de Illueca y Mosqueruela, pero además se prevé iniciar las obras en breve de los futuros centros de Los Olivos, en Huesca, y de Binéfar. Durante este año, en la capital oscense también se iniciarán los trámites para la redacción del proyecto del centro de salud del Perpetuo Socorro y se licitará también el proyecto del centro de salud de Barbastro, mientras que en la provincia de Teruel se acometerá la ampliación del centro de salud de Valderrobres. También se redactará el plan funcional para el futuro centro de salud del barrio de Jesús en Zaragoza.

Las peculiaridades de Aragón

Aragón cuenta con 118 centros de salud y 866 consultorios locales. Existen, además, 125 puntos de atención continuada que atienden a los ciudadanos de lunes a viernes de 17 a 20 horas y sábados de 9 a 15 h en el medio urbano y las 24 horas del día en el medio rural.
Las peculiaridades demográficas de la comunidad se reflejan también en la asistencia sanitaria. Así, el envejecimiento de la población es más acusado que en otras comunidades: si las personas con 65 años o más en España suponen el 18,6% de la población, en Aragón este segmento de población supone el 21%. Pero, además, el 16% de la población con derecho a asistencia vive en núcleos urbanos pequeños, lo que implica tener una extensa red de consultorios dependientes de los centros de salud.

Esto supone que en Aragón hay un médico de familia por cada 1.160 habitantes, un pediatra por cada 1.003 niños y un diplomado en enfermería por cada 1.350 habitantes. Es decir, que la dotación de profesionales sanitarios es mayor en Aragón que en el conjunto del SNS. Concretamente, a nivel nacional hay un médico por cada 1.381 habitantes, un pediatra por cada 1.040 niños y una enfermera por cada 1.560 usuarios.

Las características de la población aragonesa provocan también que en la comunidad exista un mayor número de profesionales que tienen a su cargo menos ciudadanos que la media. De este modo, si en Aragón el 19% de los médicos tiene menos de 500 cartillas a su cargo, este porcentaje en el conjunto del territorio nacional es del 6%, es decir, tres veces menos.

Frecuentación

En el 2016, los equipos de Atención Primaria realizaron un total de 10.223.273 consultas de atención ordinaria, un 2% más que en 2015 y un 10% más que en el año 2013. El porcentaje de consultas por especialidad se mantiene estable en el intervalo 2012-2016, el 58% de las visitas son de medicina de familia, el 33% de enfermería y el 9% de pediatría. Una de cada 18 consultas se atiende en el domicilio del paciente. Más de la mitad de la atención domiciliaria (64 %) la realizan profesionales de enfermería.

En el conjunto del territorio aragonés la frecuentación general es similar a la del SNS: en Aragón la frecuentación para medicina de familia es de 5,4 visitas por habitante y año (5,2 visitas en el conjunto del territorio nacional), para pediatría es de 5,1 visitas por habitante y año (5,1 visitas en SNS) y para la consulta de enfermería es de 2,6 visitas por habitante y año (2,9 visitas en SNS).