La astenia primaveral, junto con los cambios de temperatura y el estímulo de un mayor número de horas de luz hacen que, durante esta época del año, nos cueste más concentrarnos en las tareas del trabajo y lleguemos más cansados al final del día.

  1. Desayuna bien. Leches vegetales, cereales integrales, pan, aceite de oliva virgen extra, miel, mermeladas, fruta y zumos naturales, que son de fácil digestión.
  2. Corrige tu postura. Adoptar una mala postura al trabajar con el ordenador puede derivar en contracturas, tendinitis e, incluso, deformaciones de la columna vertebral, algo que no solo hace que te sientas más cansado, sino que también produce dolor.
  3. Pásate a lo natural. Muchas personas optan por café o refrescos energéticos para mantenerse más despiertos cuanto empiezan a notarse cansados en la oficina. Sin embargo, es un error, ya que los estimulantes van a generar más cansancio. Lo ideal es cambiar este tipo de bebidas por otras de origen natural, como los jugos de aloe vera.
  4. Descansa un poco.  En ocasiones, la carga de trabajo es tanta que pensar en un pequeño descanso en mitad de la jornada puede parecer una locura. De lo que muchos no son conscientes es de que el cuerpo necesita parar, aunque sea por unos momentos, para reducir en nivel de fatiga.
  5. Duerme las horas necesarias. Para conseguirlo no basta con irse pronto a la cama: hay que acostumbrarse a seguir unas pautas que ayuden a conciliar el sueño y descansar. No es recomendable hacer ejercicio intenso en las horas previas a acostarse, ya que activa nuestro cuerpo, ni fumar, porque la nicotina no dejar de ser un estimulante.

“En la gran mayoría de los casos nos resignamos a sentirnos así, pero es muy importante adoptar una serie de hábitos para conseguir que nuestro cuerpo se adapte a los cambios típicos de la primavera”, explican los expertos de Green Frog, compañía que elabora y comercializa cremas y jugos de aloe vera 100% BIO. Por este motivo, desde la marca han preparado una serie de consejos que te ayudarán a mantener la energía en la oficina. ¡Toma nota!