Muchas personas tienen la tensión alta y no lo saben. Aunque en algunos pocos casos esta enfermedad puede llegar a causar dificultades respiratorias, palpitaciones cardíacas, vértigos, cefaleas, dolor torácico y hemorragias nasales, la gran mayoría de personas no demuestra ningún síntoma, por lo cual puede pasar desapercibido si no se realizan controles regulares.

 

En España, se calcula que el 42,6% de la población adulta es hipertensa y, de éstos, un 37,4% no ha sido diagnosticado, según el estudio Di@abet.es, publicado en la Revista Española de Cardiología.

 

Por esta razón HARTMANN, en colaboración con la Federación Española del Corazón (FEC), ha iniciado una campaña de concienciación a la población española sobre los riesgos asociados a esta enfermedad, la influencia que tiene en ella una buena alimentación y la importancia de realizar actividades físicas para cuidar nuestra salud.

 

Tomando como punto de partida el Día Mundial de la Hipertensión, que cada año se celebra el 17 de mayo, la empresa alemana ha tomado la iniciativa de promover estos hábitos saludables (Nutrición, Deporte y Monitorización) entre la población. Bajo el lema “Sigue el ritmo de tu salud”, HARTMANN, de la mano de su marca Veroval®, viajará a distintos puntos del país para promover y asesorar sobre cómo adoptar un estilo de vida saludable. La campaña se llevará a cabo en cuatro grandes ciudades españolas: Madrid (16-17 mayo), Sevilla (19-20 mayo), Barcelona (23-24 mayo) y A Coruña (27-28 mayo).

 

A nivel nacional, y para hacer hincapié también en los profesionales sanitarios, la campaña se ampliará con una ponencia online en la plataforma www.pharma.veroval.infopor parte de un cardiólogo asesor de la FEC, que aportará una visión en profundidad de la hipertensión y la importancia de mantener hábitos saludables desde un punto de vista médico

Durante la campaña, un grupo formado por personal cualificado del ámbito sanitario, utilizarán los dispositivos Veroval® para llevar a cabo mediciones de parámetros vitales (como la presión arterial, detección de posibles fibrilaciones arteriales, peso ideal, índice metabólico activo, porcentaje de masa muscular, porcentaje de grasa corporal y temperatura, entre otros) y darán consejos sobre cómo mejorar nuestra salud en base a tres pilares: alimentación, monitorización y ejercicio.

Y es que, por fortuna, la hipertensión puede controlarse en gran medida con un simple cambio en nuestros hábitos de vida. Adoptar una dieta saludable -baja en sal y grasas, realizar con frecuencia actividad física, evitar el consumo excesivo de alcohol o tabaco, y reducir nuestros niveles de estrés, puede tener efectos muy positivos en nuestro tratamiento.

 

 

La hipertensión, una epidemia silenciosa

 

La hipertensión es un trastorno en el que, durante un largo periodo de tiempo, las arterias están sometidas a una tensión más alta de lo recomendable. Si se sufre de hipertensión, la sangre ejerce más presión de la normal entre las paredes de los vasos sanguíneos y esto obliga al corazón a bombear con más fuerza, ocasionando su desgaste.

 

Con el tiempo, la hipertensión puede dañar gravemente el corazón y los vasos sanguíneos que riegan órganos de vital importancia. En el peor de los casos, una tensión demasiado alta puede acabar en un infarto de miocardio, un ensanchamiento del corazón o en insuficiencia cardiaca, además de provocar accidentes cerebrovasculares (ictus) o insuficiencia renal.

 

A pesar del riesgo que supone para la salud, se trata de una patología muy extendida en nuestra sociedad. Según la Organización Mundial de la Salud (OMS), uno de cada tres adultos presenta una tensión arterial elevada y, cada año, fallecen 9,4 millones de personas en el mundo por complicaciones debidas a esta enfermedad. En España, y según análisis de la Fundación Española del Corazón, se produjeron 12.674 fallecimientos en 2015 a causa de enfermedades hipertensivas, casi el doble que las que se producían hace diez años.

 

Como explica la responsable de la marca de diagnóstico Veroval® de HARTMANN España, Edurne Salvador: “La hipertensión es una epidemia silenciosa que afecta sobre todo a mayores de 40 años y personas con antecedentes familiares, pero puede manifestarse en cualquier momento de nuestras vidas. Mantener un control de nuestra tensión puede ahorrarnos complicaciones médicas muy serias, como un infarto de miocardio o un ictus”.

 

 

Monitorización de la tensión arterial

 

Debido al carácter asintomático de la hipertensión, la monitorización de la presión arterial es clave a la hora de controlar, detectar y prevenir posibles riesgos para la salud. En este contexto, HARTMANN posee una amplia gama de productos para controlar la salud, entre ellos la tensión arterial.

 

Entre la línea de dispositivos inteligentes Veroval® se encuentran tensiómetros de muñeca y de brazo, que no sólo obtienen una gran precisión en el resultado, si no que a la vez son de uso fácil y cómodo. Su diseño inteligente previene errores de medición a la hora de ajustar el manguito y, gracias al uso de la Tecnología Comfort Air, su aplicación es mucho más cómoda para el usuario.

HARTMANN también dispone de monitores portátiles de registro cardíaco (ECG) y medición de la tensión arterial. En tan sólo 30 segundos, estos dispositivos son capaces de detectar fibrilaciones auriculares peligrosas, extrasístoles e inflamaciones del músculo cardiaco. Además, el monitor ECG también cumple funciones de medición de la tensión arterial, consiguiendo de forma fácil y cómoda una alta exactitud de medida.

Para más información visita www.vervoal.es