Cerca de 10 millones de personas confían en España sus ahorros al seguro. Son gente de todo tipo, con necesidades e intereses diferentes. Pero para todos ellos, la industria aseguradora tiene una alternativa que les permite ahorrar como desean. El Informe Estamos Seguros 2017 contiene un estudio sobre el perfil del ahorrador en España. Este trabajo ha sido presentado hoy en Madrid por parte de UNESPA, la Asociación Empresarial del Seguro.

La oferta de productos de ahorro del seguro es amplia. Abarca planes de previsión asegurados (PPA), rentas vitalicias y temporales, capitales diferidos, planes individuales de ahorro sistemático (PIAS), seguros individuales de ahorro a largo plazo (SIALP) y unit-linked. La mayor parte son productos que ofrecen una garantía de rendimiento anual mínimo y están pensados para personas que no quieren sorpresas con su dinero. Por eso, muchos son contratados para acumular un ahorro para la jubilación. El seguro, no obstante, también incluye en su catálogo productos como los unit- linked, que permiten al cliente asumir unas mayores cotas de riesgo en búsqueda de más rentabilidad.

Una de las conclusiones que arroja el estudio es que la contratación de productos se reparte prácticamente a partes iguales entre hombres y mujeres. Tanto ellos como ellas apuestan por las mismas alternativas para ahorrar dentro del abanico que ofrece el seguro.

Por tramos de edad, los PIAS destacan por ser la opción de ahorro que reúne a una mayor cantidad de gente joven (menores de 35 años) y de mediana edad (36 a 55 años). Las rentas vitalicias constituyen el producto donde existe una mayor proporción de gente de edad más avanzada (76 años o más). Los PPA son, entre tanto, productos que gozan de una gran aceptación entre quienes ven que la jubilación se aproxima (56 a 65 años).

El estudio también analiza cuál es la permanencia del ahorro. Algo más de 1,1 millones de personas mantienen su dinero en el mismo producto durante 10 o más años. Esto refrenda la vocación por el largo plazo que tiene el seguro a la hora de canalizar inversiones.

En España, prácticamente una de cada cuatro personas que ahorra a través del seguro tiene entre 46 y 55 años (23,58%). Le siguen en importancia la gente de entre 56 y 65 años (20,36%) y los situados entre los 36 y los 45 años (18,07%). El predominio de las cohortes de edad media evidencia la relación existente entre el empleo y el ahorro dado que este segmento de población (las personas de entre 35 y 65 años) es especialmente propenso a encontrarse en activo.

Seguros del hogar, industrial, mascotas, subsidios por enfermedad…

El Informe Estamos Seguros 2017 constituye un relato de qué hizo el seguro por la sociedad el pasado año. Además del análisis sobre el perfil del ahorrador, la publicación incluye trabajos puntuales que abarcan otras líneas de actividad. En estos estudios se repasan los servicios más demandados a los proveedores del seguro de multirriesgos, el seguro industrial, la cobertura de la responsabilidad civil de mascotas, así como el seguro de subsidios por enfermedad, solo por citar algunos temas.

Esta publicación describe cómo es la relación del seguro con sus clientes, sus proveedores y sus empleados, además de analizar cuál es el comportamiento de la industria aseguradora como inversor institucional y el efecto que tienen sus actuaciones sobre la economía del país.

El informe ha sido editado en dos formatos. Una versión abreviada, disponible en formato digital e impreso; y otra versión íntegra, accesible solo en formato digital. Tanto la una como la otra se pueden descargar gratuitamente de la web de UNESPA:

Memoria Social