El Día Mundial del Medio Ambiente se celebra el 5 de junio de cada año y, en ese marco, Amavir ha recogido el Premio SENDA en Responsabilidad Medioambiental como reconocimiento a la estrategia de eficiencia energética y reducción del impacto ambiental de la compañía gracias a la mejora en la gestión de la climatización de sus centros. Era la primera vez que el grupo editorial SENDA incluía esta categoría en su convocatoria anual de premios, que este año han celebrado su novena edición.

 

El acto de entrega de los galardones se celebró ayer en la sede del Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad en Madrid, en una ceremonia presidida por la directora general del Imserso, Carmen Balfagón, y la presidenta de Grupo SENDA, Matilde Pelegrí. Yolanda Rivera, directora de Calidad y Medio Ambiente de Grupo Amavir y Sofía Cabot, técnico en Calidad y Medio ambiente, fueron las responsables de recoger el galardón.

 

En sus palabras, ambas subrayaron cómo la compañía ha venido trabajando este último año para implantar métodos que mejoren la eficiencia energética de nuestras instalaciones de climatización y formar a los trabajadores para la aplicación de las buenas prácticas y rutinas que permitan aprovechar la climatización pasiva y la acción solar y reduzcan al mínimo la pérdida del aire climatizado. “A priori -añadieron-, podríamos pensar que reducir el consumo energético y de materias primas puede ser contrario a la mejora continua. Sin embargo, sin calidad del entorno no hay calidad de vida”.

 

ACTIVIDADES EN LAS RESIDENCIAS PARA CELEBRAR EL DÍA MUNDIAL DEL MEDIO AMBIENTE

 

Además, y para celebrar el Día Mundial, a lo largo del día de ayer los 43 centros de Amavir organizaron diferentes actividades como parte de las políticas de Calidad y Medio Ambiente y de Responsabilidad Social de la compañía: charlas sobre la importancia del cuidado del entorno impartidas tanto por trabajadores de los centros como por compañías que se acercaron hasta las residencias, talleres con material reciclado, visitas a parques y centros de interpretación y huertos terapéuticos, entre otras actividades, sirvieron para promover el importante papel de los residentes, familiares y trabajadores en el cuidado del Medio Ambiente.

 

Por otra parte, y en este mismo contexto, el pasado lunes 4 de junio, Carmen Martínez, terapeuta ocupacional de Amavir Valdebernardo y Victor Aragonés, terapeuta ocupacional de Amavir Pozuelo, participaron el el Simposio Técnico de Botánica Artística, con la ponencia “Aprendizaje vs Olvido”. El objetivo de la charla era enmarcar la botánica como actividad para residentes de centros de mayores utilizando como base los principios y evidencias científicas de la plasticidad neuronal, el constructivismo y el aprendizaje, así como el modelo de atención centrado en la persona.

 

Las conclusiones obtenidas del estudio de la botánica como actividad terapéutica indican que esta potencia la visión positiva de la persona y la vejez, ofrece un proyecto de vida futuro basado en el aprendizaje, se centra en conocimientos científicos, alarga la plasticidad neuronal y potencia la construcción de habilidades emocionales, creativas y manipulativas.

 

Amavir es una compañía comprometida con el respeto y cuidado del Medio Ambiente y realiza, no sólo en las fechas de celebración del Día Mundial del Medio Ambiente, sino de forma frecuente, actividades que minimizan la huella ambiental generada por su actividad. Entre sus políticas, el grupo incluye medidas para reducir el consumo de agua y de electricidad, y organiza actividades para concienciar sobre el cuidado del Medio Ambiente a residentes, familiares y trabajadores.