Las relaciones entre enfermedad, salud y literatura han  sido siempre complejas, diversas y fértiles. Por ello, la Fundación de Ciencias de la Salud ha aunado en la segunda sesión del ciclo “Con otra mirada: Literatura y enfermedad” el carácter científico y el humanístico en torno a la reflexión sobre el papel de la salud en la vida de los seres humanos de la mano del autor Andrés Trapiello.

A través de la lectura de sus Diarios, iniciados en 1990 con el sobrenombre genérico de ‘Salón de Pasos Perdidos’, Trapiello ha compartido su manera de entender la salud desde la óptica de la literatura. El encuentro ha dado lugar a un debate y reflexión abierto al público acerca del papel de la salud y de la enfermedad.

Durante la jornada se ha puesto de manifiesto que la relación entre enfermedad y literatura, vigente hasta la actualidad, está marcada por la complejidad y la diversidad. En este sentido, el Profesor Francisco Javier Puerto, Catedrático de Historia de la Farmacia y Legislación Farmacéutica de la Facultad de Farmacia de la Universidad Complutense de Madrid y presentador del encuentro, ha destacado la importancia de las humanidades médicas y la relación de la salud y la medicina con las humanidades, las artes y las ciencias sociales para los especialistas.

“Las humanidades médicas son muy interesantes para concienciar a los sanitarios de las necesidades del público en general y de los pacientes en particular, así como a los propios pacientes para comprobar que sus temores o desconocimientos no son

únicos, sino que en muchas ocasiones son compartidos”, ha señalado el Profesor Puerto.

La mirada de los escritores sobre la enfermedad se traduce en una aproximación distinta a la que, necesariamente, presentan la medicina y el lenguaje científico. De esta forma, la Fundación de Ciencias de la Salud busca con este ciclo contribuir a superar las fronteras intelectuales que separan las ciencias y las letras.

Esta relación entre literatura y salud sigue vigente en la actualidad, tal y como se ha puesto de manifiesto durante la jornada. “La literatura trata de lo cotidiano y, se quiera aceptar o no, la caducidad y la muerte son unas características fundamentales de lo humano”, ha advertido el especialista.

El Profesor Puerto ha recalcado que en la actualidad los seres humanos se observan “como elementos de laboratorio, puramente materiales” y se olvida que los pacientes “no sólo sufren con su cuerpo, sino con todo su ser”. Por ello, la aproximación de la literatura a la enfermedad ayuda a identificar una nueva forma para comprender la vida y el dolor de las personas.