La Asociación Edad Dorada Mensajeros de la Paz Castilla-La Mancha y Galicia es, desde este mes, la primera entidad sin ánimo de lucro en el ámbito social en Castilla-La Mancha, que pone en marcha un comité de ética con la especial misión de velar por el bienestar del colectivo de personas mayores.
Se trata de un órgano de carácter independiente constituido con el fin de emitir opiniones ante las consultas -de tipo moral o ético- provenientes de trabajadores, familias, residentes, profesionales, organizaciones o cualquier organismo oficial, que se puedan plantear en el desempeño de sus labores profesionales o en las actividades que desarrollan en su vida diaria, ante un una situación que se pueda plantear fuera de las normas habituales de convivencia en las residencias (que no estén recogidas en los reglamentos de régimen interno). Es decir, es un organismo que, en líneas generales, contribuirá a facilitar la toma de decisiones que atañen al cuidado de las personas mayores.
En lo que respecta a su misión, desde el Comité de Ética se desarrollarán funciones de asesoría ante las propuestas provenientes de la asociación como, por ejemplo, nuevos objetivos, cursos de formación para los trabajadores, sistemas de funcionamiento, etcétera. En todo caso, y tal y como explican desde la Asociación Edad Dorada Mensajeros de la Paz Castilla-La Mancha y Galicia, las opiniones de este órgano “son muy importantes, como grupo de expertos, pero no tienen carácter vinculante”.
Para abordar estas funciones de forma integral, los componentes del órgano tienen carácter multidisciplinar, incluyendo a profesionales de los ámbitos sanitario, institucional, social, judicial, humanidades y, por supuesto, un representante de los propios mayores. Y es que desde la Asociación Edad Dorada Mensajeros de la Paz apuestan, en primer término, por darle voz al colectivo y que se conviertan en los principales protagonistas de las políticas que les afectan.
CONSTITUCIÓN Y ORGANIZACIÓN DEL COMITÉ
Definido el ámbito teórico de este comité, el pasado 7 de junio se reunieron todos los miembros del órgano y firmaron la constitución y confidencialidad del mismo.
Los profesionales que componen el Comité de Ética son: Julio Zabaleta, presidente de la Asociación Edad Dorada Mensajeros de la Paz Castilla-La Mancha y Galicia; Santiago Figueroa, abogado, master en bioética; Francisco Sigüenza, sociólogo, experto en humanismo cristiano; Antonio Martínez Maroto, jurista y master en bioética; Antonio Burgueño, médico, director del programa Desatar; Carmen García Revilla, expresidenta de Ceoma, representante de las personas mayores; Ramón Munera, presidente de UDP en Castilla la Mancha; Esteban Merchán Maroto, técnico de la Administración autonómica y fundador de la Asociación Cicerón; Carmen Valdivieso, médico, directora de centro residencial; Felipe Madruga, geriatra, experto en comunicación y formación a profesionales del sector; Leticia Arteaga, enfermera y directora de centro residencial; Alicia López Ruiz, trabajadora social, responsable de gestión de calidad en residencias; y Javier García, psicopedagogo y responsable de proyectos con personas mayores.
Tras la constitución y la celebración de este primer encuentro, los integrantes del comité se reunirán tantas veces como se precise, si bien ya ha quedado establecida, de forma obligada, una reunión trimestral.