La IV edición del Congreso Nacional de Relaciones Institucionales del sector Salud (CNRI), que ha tenido lugar en el Hospital Clínico San Carlos, concluyó destacando que la industria farmacéutica ha pasado a convertirse en un aliado imprescindible para la administración sanitaria. Este ha sido uno de los principales mensajes en este Congreso, que reunió a más de 150 profesionales de la Industria Farmacéutica, Administración Sanitaria, gestores, médicos, farmacéuticos y responsables políticos del área de sanidad.

En torno a este tema debatieron durante el acto de inauguración Antonio Alemany, director General de Asistencia Sanitaria de la Comunidad de Madrid, José Soto, gerente del Hospital Clínico San Carlos, Teresa Millán y Justo Moreno, del Comité Organizador. Todos insistieron en una gestión basada en la medición de resultados y el valor del medicamento.

Alemany agradeció “el esfuerzo que ha hecho la industria a la hora de generar una nueva estrategia a través de las Relaciones Institucionales (RRII) que les ha hecho pasar de ser un proveedor de medicamentos, a convertirse en un aliado que busca los mismos objetivos que la administración sanitaria”. Además, ha reconocido “una evolución anticipada en la profesionalización de las personas en el cargo de RRII en relación a la que se ha tenido en las instituciones sanitarias “.

Por otro lado, José Soto ha enfatizado que los profesionales de las RRII tienen una gran capacidad de adaptación a los cambios y al nuevo contexto sanitario, afirmando que si “trabajan el largo plazo y, si lo hacen con el corazón, podremos mejorar el futuro de todos, de las instituciones y de cualquier organización”.

Teresa Millán ha puesto en valor el trabajo realizado desde las RRII en muchos de los ámbitos del sector salud, para poner en marcha un dialogo efectivo entre la industria farmacéutica, compañías de productos sanitarios y todas las organizaciones que prestan servicios en materia de salud y la administración sanitaria. Millán aprovechó para hacer referencia a la capacidad de adaptación del sector, debido a los últimos cambios políticos: “todo esto lo que hace es abundar en el título del congreso, tenemos que adaptarnos al entorno, anticiparnos, ser flexibles y estar actualizados en el día a día. Creo que esto marca mucho el horizonte de nuestra función, que es estar en un permanente cambio, tener los recursos y habilidades necesarias para poder enfrentarnos al cambio y al futuro”.

Como comité organizador del IV CNRI, Justo Moreno ha querido hacer hincapié en la importancia de conocer bien el entorno sanitario y farmacéutico para ser un interlocutor válido, creíble y confiable ante la administración sanitaria, así como la capacidad de adaptación con ‘eficacia y rapidez’ por parte del profesional de las RRII: “la anticipación, flexibilidad y agilidad para adelantarnos a los cambios refuerzan cada día más nuestro posicionamiento estratégico”.

Realidades de la prestación farmacéutica en España 
Los representantes de Farmaindustria, Pedro Luis Sánchez, director del Departamento de Estudios y José Ramón Luis – Yagüe, director del Departamento de Relaciones con las CC.AA, han ayudado a analizar y reflexionar sobre las tendencias y realidades en torno de la prestación farmacéutica en estos momentos de cambios en España, con la moderación de Cristina Rey del Comité Organizador del IV CNRI.

Por su parte Pedro Luis Sánchezha comenzado explicando que la rentabilidad de la I+D está cayendo. Además, insistió en la necesidad de buscar “incansablemente la eficiencia en el sector sanitario” enfatizando la importancia de medir de una manera sistemática y exhaustiva los resultados en salud que se están obteniendo por los tratamientos de determinadas patologías. Sánchez concluye que, en el caso de España, según reporta el informe de la Comisión Europea ‘2018 Ageing reports’, el gasto sanitario público en la actualidad es del 5,9% del PIB, y se situará en el 6.5% para el año 2070.

José Ramón Luis-Yagüe, director del Departamento de Relaciones con las CCAA de Farmaindustria también coincide en que la industria farmacéutica ha pasado de ser un proveedor a ser un aliado para la administración sanitaria, convirtiendo el conocimiento en resultados, obteniendo “no ahorros económicos, sino resultados en salud, que es el principal reto de todos”. Asimismo, Luis-Yagüe hizo referencia a la “enorme variabilidad” en cuanto al gasto que destinan las diferentes CCAA a la prestación de la asistencia sanitaria pública. En cuanto al acceso a la prestación farmacéutica “encontramos diferentes barreras regionales que hacen que el acceso sea diferente, enfermamos según el código genético, pero a los pacientes se les trata según el código postal”. En cuanto a la necesaria, pero todavía no del todo real, medición de resultados en salud, otorga un “20 % a las limitaciones tecnológicas y un 80 % a las limitaciones por falta de actitud político-gestora”.

Por otro lado, ha destacado que entre el 20-30% de los recursos de todos los sistemas sanitarios se utilizan de manera ineficiente, y afirma que “hay que avanzar en las ineficiencias reenfocando el sistema sanitario, y para ello estamos trabajando con las CCAA para poner en marcha en España iniciativas que ayuden a minimizarlas”.

El futuro del SNS
Rafael Bengoa, Ex Consejero de Sanidad del Gobierno Vasco, abrió la segunda jornada de la IV edición del CNRI, exponiendo que el sistema sanitario ‘padece’ una fragmentación organizativa que produce ineficacia y mayor coste, a pesar de ‘hacer buena medicina’. En este sentido, destacó que para avanzar es necesario cambiar el modelo asistencial por ‘un modelo más proactivo y preventivo’. Para ello, explicó que es necesario reconfigurar los hospitales, permitir cierta flexibilidad en la gestión de los recursos humanos y reducir la actividad no programada.

Por otro lado, durante el debate dirigido al abordaje de la Microgestión en el Sector Sanitario, Luis Verde, gerente del Hospital Clínico Universitario de La Coruña, destacó que “debemos ser facilitadores para agilizar la gestión, producimos servicios de salud” y reconoció a su vez que “los hospitales públicos no estamos tan orientados a la producción”. Por su parte, Juan Abarca Cidón, presidente de HM Hospitales, destacó que “todo empieza por la microgestión” que asegura una asistencia excelente y comentó que es fundamental para la sanidad privada tener en cuenta la percepción de los pacientes “puesto que el paciente, cuando viene al centro por una enfermedad, es un sujeto emocionalmente frágil”. Ha precisado que, en general, “en España no se miden resultados, y falta eficiencia en los procesos”.

En este sentido, José Soto, gerente del Hospital Clínico San Carlos, ha manifestado que “no hay nadie capaz de resolver un problema asistencial en solitario, por más especialista que sea” recordando la importancia de contar con un equipo preparado que tenga claros los procesos. “La sociedad nos exige que nos transformemos”, zanjó. En esta misma línea, Jesús María Rodríguez Alejandre, gerente adjunto de la Fundación Jiménez Díaz, ha manifestado estar de acuerdo en la necesidad de que se produzca un cambio en el modelo asistencial, ya que actualmente los pacientes son mucho más demandantes y conocen más a fondo el sistema.

Coordinar asistencia excelente vs presupuesto
María Luz de los Mártires, de la Comunidad de Madrid, comentó sobre este tema, que uno de los principales retos a tener en cuenta es la recopilación y análisis de los datos. Además, hizo énfasis en la necesidad de “innovar en la forma de organizar la información, puesto que el modelo actual está orientado todavía a medir actividad, no resultados”. Por su parte, Antonio López, subdirector de Farmacia del Gobierno de Navarra ha defendido que en los últimos 9 años los presupuestos del hospital han crecido exponencialmente, aunque reconoce que “si existen tensiones presupuestarias, pero no se puede hablar de restricción”. Continuó comentando que a pesar de considerar que la prestación sanitaria en España es muy buena, existen aspectos a mejorar como el copago. En este sentido explicó que “tiene que haber capacidad de acceso real por parte del usuario”.

En opinión de Roque Martínez Escandell, director general de Asistencia Sanitaria de Murcia, los retos a los que se enfrenta el sector deben ser vistos como una oportunidad. Además, señaló que “la incorporación de la innovación farmacológica necesita una gran colaboración por parte de todos los agentes implicados, siendo estos capaces de aportar información a los clínicos”.

Nuevos enfoques, cómo justificar las inversiones en salud
El último diálogo de la jornada sobre sobre cómo justificar las inversiones en salud y las posibilidades reales de hacer cambios normativos que permitan una mejor coordinación entre CC.AA estuvo protagonizado por Rafael Bengoa, ex Consejero Sanidad del Gobierno Vasco, Boi Ruiz, ex Consejero de Sanidad de Cataluña y Manuel Cervera, ex Consejero de Comunidad Valenciana. En este sentido, Cervera explicó que “el país posee una buena tecnología y un buen acceso a la innovación, en líneas generales”. Por su parte, Boi Ruiz, reivindicó una mayor capacidad de diálogo para decidir un punto de partida más eficaz para “la suficiencia presupuestaria que necesita el SNS”. Para concluir, los tres exconsejeros coincidieron en la importancia de compartir las buenas prácticas entre CCAA.