Esta mañana ha tenido lugar la I Jornada de Digitalización en la Asistencia organizada por Referencia2 con la colaboración de Vodafone, AMADE, ASPACE y la Fundación NUMEN. Un encuentro, que ha contado con una mesa redonda sobre “El uso de las nuevas tecnologías en las residencias” y en la que se han expuesto los beneficios de la digitalización tanto para los profesionales como para los usuarios.

 

Álvaro Galán, Presidente de Aspace y ex deportistas paralímpico, ha recordado lo importante que es la digitalización de cara a mejorar la calidad de vida de los usuarios. “El reto de las organizaciones es consolidar el gran salto digital. Hoy, a través del móvil o del ordenador podemos conocer qué necesidades tienen los usuarios en cada momento y reducimos en gran porcentaje el fallo humano” afirmaba Galán.

 

En la mesa de debateCarlos Blanco, Gerente de la Agencia Madrileña de Atención Social señalaba que hay que apostar por mejorar la vida, y la digitalización del sector puede contribuir a ello. “En el sector público –decía- ya estamos usando herramientas como el IDE, la clasificación funcional del residente y el sistema de reservas de plaza en las residencias con el objetivo de mejorar la calidad de vida de usuarios, familiares y profesionales”.

 

Pilar Ramos, directora general de  AMADE aseguraba que el sector ha avanzado mucho en los últimos diez años gracias a la tecnología. “Sin embargo, -apuntaba- el gran reto de la digitalización es que sea lo suficientemente sencilla para el trabajador.” Un aspecto en el coincidía  Jesús Carmona, voluntario en Fundación NUMEN  que confirmaba, que aunque el perfil de residentes ha cambiado, aún hay una brecha que hay que superar. “Hay una visión arcaica en el sector, las tecnologías bien usadas son nuestro aliado, nos facilitan la vida, tanto a cuidadores como pacientes”.  

En su exposición, Julen Cordón, Director de Innovación en Vodafone ratificaba que al sector de la dependencia aún le queda un largo camino por andar en materia de digitalización.  “En estos años ha habido un cambio radical. Hoy, podemos decir que la brecha digital se ha roto debido al uso de los smartphones y al IOT (Internet de las cosas), y los usuarios serán capaces en el futuro de usar la tecnología de una forma más natural en su día a día”.

 

Los ponentes también debatieron sobre el coste que representa implantar las tecnologías en los centros, un coste, que aseguran es sencillo de asumir tanto para pequeñas residencias como para grandes cadenas.

 

Tras la mesa de debate tuvo lugar una demostración a cargo de Beatriz García, Responsable de Digitalización de Referencia2,  en la que se presentaron aplicaciones de salud y vida de  Vodafone.  “Las nuevas tecnologías- apuntó Beatriz- permiten crear centros de mayores más eficientes y seguros, empleados más productivos y residentes más cuidados, lo que significa también, familiares más satisfechos”.

 

Entre las soluciones que harán la vida más fácil a profesionales y usuarios destacan los sensores de cama, pensados para personas con baja o nula movilidad que a través de una plataforma detectan cuando el usuario está en la cama tumbado, sentado o levantado. Un sistema que permite acudir rápidamente en caso de que el usuario haya sufrido una caída.

Otra gran innovación es el botón de llamada integrado en la plataforma de asistencia. Un botón autoinstalable, manos libres que facilitará la comunicación del usuario con el cuidador y que es muy sensible al tacto.

Otra solución de teleasistencia, la Perla permite seguir el movimiento del residente al estar dotado de GPS, cuenta con un sensor de caídas y un pulsador de emergencia.

 

La jornada de trabajo concluyó con un desayuno en el que los asistentes intercambiaron impresiones y practicaron networking.