La Consejería de Sanidad y el Colegio Oficial de Farmacéuticos de Asturias, mediante un convenio de colaboración, han iniciado la implantación y desarrollo de una red de farmacias centinela, un proyecto que contribuye a proporcionar más seguridad a la población.

 

La directora general de Política Sanitaria, María Jesús Merayo, ha señalado hoy que la red se dedicará a la detección, notificación y prevención de problemas de seguridad relacionados con el uso de medicamentos, productos sanitarios, cosméticos y artículos afines.

 

La notificación de errores de medicación persigue evitar cualquier incidente prevenible que pueda causar daño al paciente o motivar una utilización inapropiada de los fármacos. Hay diferentes factores que influyen en esos posibles errores: la práctica profesional, los procedimientos y los sistemas, lo que incluye fallos en la prescripción, comunicación, etiquetado, envasado, denominación, preparación, dispensación, distribución, administración, educación, seguimiento y utilización de los medicamentos.

 

El primer paso es poner en marcha un programa de adhesión de las oficinas que lo decidan voluntariamente, con el fin de conseguir la implantación definitiva de la red de farmacias centinela. El formulario será suministrado y recibido por el Colegio Oficial de Farmacéuticos de Asturias.

 

Por su parte, el Centro de Farmacovigilancia se encargará de impartir formación a los profesionales de las oficinas que se unan a la red. Además, una comisión creada al efecto asumirá el seguimiento, coordinación y evaluación del programa. Asimismo, se favorecerá la comunicación entre la Administración autonómica y las oficinas de farmacia a través de boletines e información particularizada, según los casos.

 

La detección de cualquier problema de seguridad derivado del uso de medicamentos, productos sanitarios, cosméticos y artículos afines será trasladada desde la red al Centro de Farmacovigilancia. La notificación de sospechas de reacciones adversas también la realizan los profesionales sanitarios a través de las aplicaciones informáticas del Servicio de Salud del Principado (Sespa) o de la web https://www.notificaram.es/, página abierta también a la ciudadanía para que informe sobre posibles casos.

 

La detección, notificación y prevención de problemas de seguridad relacionados con el uso de los estos productos constituye un objetivo fundamental de la política sanitaria autonómica, por lo que el Principado trabaja para aunar esfuerzos que permitan proporcionar mayor tranquilidad a la población.