Las caídas accidentales son frecuentes en las personas mayores. Tanto es así, que aproximadamente un tercio de las personas mayores de 65 años y la mitad de los mayores de 80 años se caen, al menos, una vez al año (Ministerio de Sanidad, Consumo y Bienestar Social). De igual modo, en muchos casos las caídas en las personas mayores suelen repetirse.

Esperanza Vidal, directora de la Delegación Este de Atenziapunta que “las lesiones que sufren las personas mayores tras una caída pueden ir desde leves heridas o esguinces, hasta fracturas, considerándose una de las más graves; la fractura de cadera. Aparte de lesiones y fracturas, más de la mitad de los mayores que sufren caídas presentan secuelas a posteriori. Además, en uno de cada dos accidentes por caída en los que se produce alguna fractura, el afectado no recupera el nivel funcional previo”.

Para concienciar de las importantes consecuencias de las caídas y saber cómo prevenirlas, Atenzia, organizó hoy en Xátiva, Valencia, una charla-taller sobre prevención de caídas, especialmente dirigida a los mayores de la localidad que son usuarios de su servicio de teleasistencia.

Durante la actividad, los formadores han hecho hincapié en que los mayores se mantengan activos y practiquen ejercicio físico regular, pues ello ayuda a mejorar la fuerza muscular, la coordinación y el equilibrio, reduciendo el riesgo de caídas. Asimismo, se ha recomendado a los mayores que revisen periódicamente su medicación, ya que ciertos fármacos como los tranquilizantes o las pastillas para dormir, o enfermedades como la diabetes o la tensión arterial, mal controladas, pueden causar debilidad o mareo, aumentando así el riesgo de caídas.

Entorno seguro

Dado a que la mitad de las caídas se producen en casa, Atenzia ofrece varias recomendaciones que los mayores pueden seguir para prevenir riesgos dentro del hogar. La directora de la Delegación Este Atenzia recalca algunas como: “encender las luces al levantarse por la noche, evitar tener alfombras en casa, llevar calzado que sujete bien el pie, evitar tacones o chanclas, y no limpiar los suelos con ceras o abrillantadores que pueden hacerlos resbaladizos”, y añade que en el baño es muy importante “colocar alfombrillas antideslizantes y sustituir, en la medida de lo posible, bañeras por platos de ducha”.

La segunda parte de la charla-taller se ha centrado en uno de los aspectos psicológicos fundamentales que se producen tras la caída y que además es uno de los factores más importantes que llevan a que vuelva a producirse: el miedo. Para finalizar, el terapeuta en prevención de caídas ha indicado a los mayores cómo levantarse de la cama o el inodoro para evitar caídas y, en caso de que se produzcan, cómo levantarse para sufrir el menor riesgo de lesión.

Actividades complementarias al servicio de teleasistencia

El taller sobre prevención de caídas desarrollado en Xátiva forma parte del programa de actividades complementarias al Servicio de Teleasistencia organizadas por Atenzia para la Diputación de Valencia que tiene entre sus objetivos evitar situaciones de aislamiento entre los mayores, potenciar las relaciones sociales y redes de apoyo de las personas de edad, promoviendo el envejecimiento activo y saludable.

Además de esta actividad, también están previstas para los últimos meses del año 2018 talleres sobre gerontogimnasia, activar la memoria o paseos saludables en varias localidades de la Comunidad Valenciana.

Referencias

Ministerio de Sanidad, Consumo y Bienestar Social. (s.f.). Estilo de Vida Saludable. Ministerio de Sanidad, Consumo y Bienestar Social. Obtenido de http://www.estilosdevidasaludable.mscbs.gob.es/seguridad/caidas/mayores/home.htm