El Instituto Aragonés de Servicios Sociales (IASS) ha incrementado esta legislatura en un 53% el número de dependientes atendidos en Huesca capital, pasando de 1.100 a más de 1.600. Así lo ha señalado hoy la consejera de Ciudadanía y Derechos Sociales, María Victoria Broto, en su visita al centro de día Casa Aísa del IASS en la capital altoaragonesa.
Broto ha estado acompañada por el alcalde de Huesca, Luis Felipe; por la directora del centro, Lourdes Gasset, y por el director gerente del IASS, Joaquín Santos, entre otros.
La consejera ha insistido en el esfuerzo que ha hecho el Gobierno de Aragón en la aplicación de la Ley de Dependencia que, ha señalado “fue desmantelada en la pasada legislatura”. Prueba de ello, ha añadido, es que en 2015 había algo más de 16.000 dependientes atendidos y ahora son 27.880 en toda la Comunidad.
Ha destacado la importancia de los centros de día, como Casa Aísa, en la atención a los dependientes ya que les permiten una atención especializada durante el día y seguir residiendo con sus familias. En la pasada legislatura los centros de día del IASS estaban al 50% de su capacidad, y ahora están prácticamente al 100%, ha puntualizado. Los centros de día del IASS en Aragón cuentan con unas 400 plazas a las que hay que sumar 560 prestaciones vinculadas a estos servicios en otros centros.
Broto ha aprovechado la ocasión para destacar “la implicación del Ayuntamiento de Huesca todo lo que tiene que ver con las políticas sociales” y para destacar la importancia dela colaboración entre el consistorio y el Gobierno de Aragón.
El centro de día Casa Aísa dispone de 45 plazas y ofrece cuidados personales, atención de enfermería, terapia ocupacional y fisioterapia a los usuarios, así como servicios de peluquería, podología y transporte adaptado.