La residencia para personas mayores Amavir Valdebernardo, gestionada por Amavir y concertada con la Comunidad de Madrid, ha resultado ganadora del Premio Popular de los III Premios Fundación Pilares para la Autonomía Personal. Su buena práctica “Somos lo que hacemos” ha recibido 422 votos, imponiéndose así a los otros 42 centros de toda España que competían en esta categoría. Estos premios de la Fundación Pilares a las Buenas Prácticas relacionadas con el Modelo AICP (Atención Integral y Centrada en la Persona) se convocan con el fin de reconocer y visibilizar aquellas iniciativas que supongan un avance hacia la mejora continua de la calidad de vida de las personas que requieren apoyos.

“Somos lo que hacemos” es un programa desarrollado en el centro de día de Amavir Valdebernardo. Tras la valoración, análisis y reconocimiento de cada una de las personas usuarias de la unidad de día se han extrapolado sus intereses ocupacionales al ambiente, generando entornos accesibles funcionalmente y cognitivamente, permitiéndoles que puedan elegir la ocupación a desempeñar en función de sus intereses y necesidades diarias y creando en el centro distintas zonas para poder desarrollarlas: zona de actualidad, costura, artesanía, zona de estar, zona de jardín y zona sensorial.

Así, los objetivos de esta iniciativa son:

  • Mejorar la calidad de vida de las personas usuarias de la unidad de día de Amavir Valdebernardo.
  • Mejorar y/o mantener el nivel de independencia de las mismas personas usuarias.
  • Promover y fomentar su ejercicio de la autonomía en base a sus preferencias e intereses.

La ceremonia de entrega de los premios, acompañada del Encuentro “Profesionales y organizaciones ante la atención integral y centrada en la persona (AICP)”, tendrá lugar el día 17 de octubre.

La Fundación Pilares tiene como misión la defensa de la igualdad de todas las personas y de la dignidad de la vida humana mediante la promoción de la autonomía personal, la participación social, el ejercicio de derechos, la calidad de la atención cuando ésta se requiere y el incremento de la calidad de vida de personas y grupos que se encuentren en riesgo o en situaciones de discriminación, carencia, fragilidad, discapacidad, dependencia, marginalidad, o conflictos personales.