Hacer frente a la pobreza energética a la que se enfrentan los hogares vulnerables en Aragón. Este es el principal objetivo del convenio que han firmado hoy la consejera de Ciudadanía y Derechos Sociales, María Victoria Broto; el director territorial de Endesa en Aragón, Ignacio Montaner, y el director general de Fundación Ecología y Desarrollo, Víctor Viñuales, sobre atención directa a hogares vulnerables para hacer frente a la pobreza energética en Aragón.
Como novedad, frente al convenio firmado el año pasado por las tres partes, en esta ocasión el acuerdo incluye actuaciones en los hogares vulnerables seleccionados por Ecodes y los servicios sociales con el propósito de reducir el riesgo eléctrico y mejorar la eficiencia energética.
Los buenos resultados del convenio del año pasado señalaron la oportunidad de este nuevo acuerdo por el que Fundación Ecología y Desarrollo se compromete, entre otras cosas, a mantener y difundir la herramienta online de diagnóstico, formar en el uso de la herramienta a los trabajadores de los servicios sociales, seguir los casos atendidos dentro del programa y coordinar las intervenciones de eficiencia energética de mayor envergadura en las viviendas.
Por su parte, Endesa aportará 25.000 euros destinados a acometer actuaciones en los hogares seleccionados con el propósito de reducir el riesgo eléctrico y mejorar la eficiencia energética. Asimismo, llevará a cabo acciones de información y asesoramiento a los consumidores vulnerables acogidos a este programa, en relación a la factura eléctrica y cambio de modalidad de contrato.
Por último, el Departamento de Ciudadanía y Derechos Sociales aportará 50.000 euros a este programa de atención directa a hogares vulnerables y que serán destinados a Ecodes para el desarrollo del proyecto.
El programa incluye la identificación de los hogares vulnerables por parte de los centros de servicios sociales en colaboración con Ecodes, el diagnóstico energético con hábitos de consumo recomendables a cada familia, la optimización de las condiciones de contratación prevista de dichas familias, el reparto de ‘kits’ de microeficiencia a dichas familias y el análisis y valoración de los resultados del proyecto piloto.
La consejera María Victoria Broto ha asegurado que esta firma “es un compromiso con las familias más vulnerables” y ha añadido que “el Gobierno de Aragón siempre ha tenido claro este compromiso y por eso se aprobó la Ley de Pobreza Energética, que puso en marcha iniciativas antes de que lo hiciera el Gobierno estatal”.
Ignacio Montaner, director territorial de Endesa en Aragón, ha destacado la importancia de la colaboración entre administraciones, empresas y entidades, como es el caso de la firma de este convenio, y ha asegurado que con la experiencia piloto del año pasado se beneficiaron más de 300 familias en Aragón.
Por su parte, el director general de Fundación Ecología y Desarrollo, Víctor Viñuales, ha precisado que las acciones que conlleva este convenio no solo benefician a las familias vulnerables sino que también aportan información y formación a los trabajadores de los centros de servicios sociales que son los que tienen contacto directo con los ciudadanos.