Gracias a los kilómetros recorridos y donados por sus ciudadanos en la segunda edición de la carrera virtual solidaria “Latidos que Suman”,impulsada por ESTEVE y la Fundación España Salud, Santiago de Compostela cuenta con seis nuevos desfibriladores. Estos nuevos dispositivos aumentarán el número de espacios cardioprotegidos en la ciudad y contribuirán a incrementar las probabilidades de supervivencia ante una parada cardíaca.

 

Los seis nuevos desfibriladores se han instalado en Pazo de Raxoi (Concello), Salvador Allende 4 (Rexistro e Atención Cidadán do Concello), Rúa dos Castiñeiros 1 (UMAD), Praza de Camilo Díaz Baliño (Proxección e Planificación do Concello) y dos en la Calle Trinidad 11 (Policía Local)

 

El objetivo es que, si una persona sufre una parada cardíaca, haya un desfibrilador cercano y de acceso público que pueda utilizarse, ya que las probabilidades de sobrevivir a un episodio de muerte súbita se reducen en un 10% por cada minuto que pasa”, explica Mireia Marimon, Responsable de RSC de ESTEVE.

 

Los 24 desfibriladores restantes se instalarán en las otras cuatro CCAA donde se han recorrido y donado más kilómetros gracias a la participación de todas las personas que se registraron en http://anws.co/byccL/%7B6a432fef-5ea2-43e8-9161-be64bef13ad8%7D y participaron en la iniciativa mediante apps como Google FIT, Runtastgic, Fitbit, Apple Salud, RunKeeper o Dailymile. Concretamente, 12 en Andalucía, 6 en Extremadura, 3 en La Rioja y 3 en Navarra.   

 

Desde marzo de 2017, Galicia cuenta con una normativa que regula la instalación y el uso de desfibriladores fuera del ámbito sanitario2, señalando los lugares donde sería recomendable su existencia: zonas de gran afluencia de personas, como los grandes establecimientos, centros comerciales, aeropuertos y puertos de pasajeros, estaciones y apeaderos de autobús y ferrocarril, instalaciones deportivas y centros educativos. En España, sólo siete CCAA tienen una normativa que obliga a instalar desfibriladores en espacios públicos: Andalucía, Asturias, Canarias, Cataluña, Euskadi, Madrid y Valencia.

Los números de “Latidos que Suman”: 170.000 kilómetros y 50 desfibriladores 

 

En su primera edición, sólo abierta a médicos y farmacéuticos, “Latidos que Suman” recorrió 70.000 kilómetros e instaló 20 desfibriladores en las 6 CCAA con más kilómetros: Andalucía, Asturias, Castilla León, Extremadura, Navarra y País Vasco.

 

Así, entre ambas ediciones, “Latidos que Suman” habrá recorrido 170.000 kilómetros e instalado 50 desfibriladores en 8 CCAA (Andalucía, Asturias, Castilla León, Extremadura, Galicia, La Rioja, Navarra y País Vasco), aumentando el número de dispositivos disponibles y contribuyendo a reducir las casi 40.000 muertes anuales que se producen en España por una parada cardiorrespiratoria. De hecho, a inicios de 2018, un desfibrilador instalado en Pamplona gracias a la primera edición de “Latidos que Suman” salvó la vida de un ciudadano que había sufrido una parada cardiorrespiratoria

 

España tiene 1 desfibrilador por cada 59.0001 habitantes, es decir, unos 10.000 frente a los 100.000 en Francia o los 50.000 en el Reino Unido, estando a la cola de la UE. Si al lado de cada extintor hubiera un desfibrilador y personal con conocimientos mínimos de reanimación, cada año podrían salvarse más de 4.500 vidas1.

 

1 Según la Fundación España Salud www.españasalud.org

2 Decreto 38/2017, del 3 de marzo, por el que se regula la instalación y el uso de desfibriladores externos fuera del ámbito sanitario, y se crea su registro

Pie de foto: (De izq. a dcha.) Jesús Vázquez de PAMA ESTEVE; el Dr. Fernando Otero Raviña, cardiólogo; Jorge Ferradáns Valdés, farmacéutico; Xan Duro Fernández, concejal de Medio Ambiente, Convivencia e Informática; y Susana Rodríguez de MSL ESTEVE.