Medio centenar de personas mayores acudieron ayer a la última jornada de educación sanitaria “La Vida Fluye”, donde profesionales sanitarios y pacientes explicaron el impacto que causan las enfermedades del sistema circulatorio y cómo poder prevenir eventos como un infarto o un ictus.

Las enfermedades circulatorias son la primera causa de muerte en todo el mundo y también en nuestro país, donde fueron las responsables del 30% del total de defunciones en 2016, según datos del Instituto Nacional de Estadística (INE). Concretamente en Madrid, en el año 2016, las enfermedades del sistema circulatorio fueron la segunda causa de muerte, después de los tumores.

Por ello, la Federación Española de Asociaciones de Anticoagulados (FEASAN) y la Unión Democrática de Pensionistas España (UDP) en colaboración con la Alianza BMS-Pfizer, impartieron ayer por la tarde, en la Casa de Castilla La Mancha de Madrid, la última jornada de educación sanitaria en la que profesionales médicos y personas que han sufrido de cerca las consecuencias de la enfermedad han explicado la importancia de identificar los factores de riesgo vascular y poner en práctica consejos para evitar eventos como el ictus. Dicha formación se engloba dentro de la campaña de sensibilización y concienciación “La Vida fluye”, dirigida a personas mayores de 65 años con el objetivo de aumentar su conocimiento sobre la prevención de las enfermedades del sistema circulatorio, especialmente el ictus o el infarto.

Durante la jornada, los profesionales han asegurado que la gran mayoría de las enfermedades cerebrovasculares son capaces de prevenirse si se actúa sobre los factores de riesgo vascular, como lo son la hipertensión arterial, la diabetes y el colesterol, entre otros. Asimismo, han ratificado que es indispensable llevar un estilo de vida saludable mediante la práctica regular de ejercicio, una alimentación equilibrada y baja en grasas, además de eliminar hábitos nocivos, como el consumo de tabaco o alcohol.

En este sentido, la Dra. Ma Isabel Egocheaga, médico de familia del Centro de Salud Isla de Oza y responsable del Área de Cardiovascular de la Sociedad Española de Médicos Generales y de Familia

(SEMG), ha subrayado el impacto de las enfermedades circulatorias en las personas mayores, así como la importancia de identificar los principales factores de riesgo cardiovascular y las claves para poder controlarlos “El estilo de vida saludable (dieta, ejercicio, no fumar) y el adecuado tratamiento y cumplimiento del mismo constituyen las mejores bazas para prevenir las complicaciones vasculares como el infarto o el ictus. En esta línea, campañas de divulgación e información para pacientes como La Vida Fluye son esenciales para alcanzar estos objetivos”, manifiesta la Dra. Ma Isabel Egocheaga.

En la última intervención, dedicada a los afectados por enfermedades cerebrovasculares, Rafael Martínez, presidente de FEASAN y paciente cardiovascular, ha explicado cómo es su día a día como paciente cardiovascular, tras haber sufrido a los 58 años un infarto de miocardio. “Tras el infarto, empecé a vivir anticoagulado, a cambiar mi forma de vida y a ser más consciente y responsable de mi alimentación y tratamiento. Desde la Federación estamos contentos del impacto que ha tenido esta campaña en todas las regiones. Estamos seguros que hemos logrado concienciar a las personas mayores en la importancia de cuidar su salud. Cuando sufres un evento cardiovascular, te das cuenta de lo frágil que es la vida. Hacernos responsables es vital.”, subraya el presidente de la federación. Antes de terminar se dio paso a las preguntas del público que dieron pie una animada discusión e intercambio de opiniones entre los asistentes.

Por su lado, Angelina Fernández, presidenta de la Asociación Provincial de Mayores y Pensionistas de Madrid (UDP Madrid) destaca que “Como persona anticoagulada, creo sinceramente que con campañas como estas se contribuye a prevenir los eventos vasculares. Informar y divulgar los factores de riesgo de estas enfermedades no solo previene, sino que también salva vidas y más en colectivos como el nuestro, en que la juventud no es más que un recuerdo”.

Estas jornadas de formación sanitaria se han desarrollado a lo largo del año en diferentes ciudades del territorio español (Cádiz, Plasencia, Albacete, Logroño, Lleida y Madrid). FEASAN y UDP, en colaboración con Alianza BMS-Pfizer han promovido la campaña de concienciación “La Vida Fluye”, formando a los mayores de 65 años sobre la importancia de controlar su riesgo cardiovascular, puesto que éstos son los que por edad tienen un mayor riesgo de sufrir este tipo de enfermedades.

Sobre la campaña “La Vida Fluye”

Es un proyecto liderado por la Federación Española de Asociaciones de Anticoagulados (FEASAN) con la colaboración directa de la Unión Democrática de Pensionistas España (UDP), que tiene el objetivo de ayudar a evitar nuevos eventos cardiovasculares y cerebrovasculares mediante la educación y la concienciación de la población de riesgo.