(En su mayoría gente mayor)

Desde nuestra Asociación “Utopía de las Artes”, queremos manifestar, no solo todo nuestro apoyo a ese núcleo importante de mayores que existen en nuestra ciudad de Málaga, en nuestra comunidad autónoma de Andalucía, en toda España y en el mundo, sino también rendirle un continuo homenaje cultural a quienes, con su esfuerzo, su trabajo, su imaginación y sueños, hicieron posible todo lo que nosotros disfrutamos ahora. Gracias a su arrojo, a su valor, a su determinación, a su empeño, a sus muchas fatigas, carencias, penas y dolores incluidos, podemos nosotros levantarnos, mirar por la ventana y congratularnos de aquello que nos rodea. Algo que igualmente estamos llamados, en su nombre, a defender a ultranza.  Nuestra asociación, compuesta en su mayoría por personas llamadas de la tercera edad, siente que tiene un deber ineludible para con nuestros mayores, mayores que seremos todos en un futuro determinado y, cuyas consecuencias, todo lo que fomentemos, encontraremos finalmente. Por ello nuestro trabajo, en ese sentido, comienza hoy.  Tenemos obligatoriamente que estar a su lado, defendiendo igualmente sus derechos, frente a las muchas tropelías que la sociedad, a veces descarnada, distraída otras y olvidadiza las más, les ha negado. No podemos obviar que muchos mayores sufren, desde malos tratos a una gran desconsideración en el trato, incluso vejatorio, por su edad. Y eso tenemos que impedirlo a toda costa, entre todos, ya.  Queremos que nuestros mayores tengan una vejez activa, y eso es vital, lo digan o no los políticos de turno, para ganar votos. Es vital porque la vida no acaba hasta que no hemos dado el último aliento. Y mientras tanto estamos llamados a ofrecer lo mejor de nosotros mismos.

Pero para que esa vejez activa sea una realidad, hay que articular todos los mecanismos existentes, desde todos los estamentos de la sociedad, para que sea una realidad plausible y verdadera. Tenemos que lograr un futuro mejor, para quienes, en este momento, sin ser el futuro y por supuesto, habiendo agotado ya todo su pasado, no dejan de ser lo que los sabios dicen que hay que vivir, el presente.

HAY QUE SABER VIVIR

Dicen que solo se vive una vez.

Y si eso es verdad o eso es mentira,

lo importante es seguir al corazón

mientras se viva.

Dicen que aquí se viene a sufrir,

que cada cual su cruz lleva encima,

pero yo creo que a sufrir no va nadie

ni a la vuelta de la esquina.

Aquí venimos a aprender,

y se aprende más despacio o más deprisa,

cada quien y cada cual  según

el ritmo de asimilación que precisa.

¿Qué sentido tiene nacer

si no se disfruta de la vida?

Hay que pasar por el mundo contento, feliz,

lleno de alegría,

repartir aquí y allá cariño,

bien hacer y regalar simpatía.

Respetar a la pequeña hormiga,

ser sabio en el comportamiento,

poner un poco de calor y de cordura

y ser profundo en el sentimiento.

Que tu mano sea sostén,

que se tenga siempre una mano amiga.

Cuida de aquellos que te quieren,

Y tendrás siempre

cuanto se precisa.

Porque luego,

cuando el tiempo se acabe,

cuando la nave esté a punto de partir

podamos gritar sin encono: ¡Ay, qué lindo que fue vivir!

Antonio Quero
Presidente Utopía de las Artes
Presidente Federación Provincial de Mayores de Málaga

 

Enviado por José Antonio Sierra