Los pacientes diabéticos, debido a la complejidad de su enfermedad, son atendidos por distintos servicios médicos en los hospitales. Pero, “con gran diferencia, los servicios de Medicina Interna son los servicios médicos que atienden a más pacientes con diabetes”, asegura el Dr. Francisco Javier Carrasco, coordinador del grupo de Diabetes de la Sociedad Española de Medicina Interna (SEMI). En concreto, de acuerdo con los últimos datos disponibles del Ministerio de Sanidad, los internistas dan de alta al 35% de todos los pacientes diabéticos que tienen que ser hospitalizados en España.

 

Dado este protagonismo en la atención a esta patología, los especialistas en Medicina Interna y, en concreto, la Sociedad Andaluza de Medicina Interna (SADEMI) espera que las autoridades andaluzas tengan en cuenta el papel de esta especialidad en el desarrollo de los planes integrales operativos sobre diabetes que se están poniendo en marcha en Andalucía.

 

Así se ha puesto de manifiesto en el reciente Congreso Nacional de la SEMI, celebrado la semana pasada en Burgos, donde “se ha vuelto a constatar el importante papel de la Medicina Interna en el control del paciente diabético”, explica el Dr. Enrique Calderón, presidente de SADEMI. El Dr. Calderón señala que la Junta de Andalucía está poniendo en marcha planes integrales operativos para mejorar la asistencia del paciente diabético, como el constituido recientemente en el Área sanitaria Norte de Córdoba, con la participación de más de una veintena de profesionales. En ellos, “es fundamental contar con los internistas, en beneficio de los pacientes”.

 

Mayor edad y mayor comorbilidad

 

Los especialistas en Medicina Interna, asegura el Dr. Carrasco, no sólo atienden a un mayor número de pacientes diabéticos, sino que sus pacientes con esta patología “tienen una mayor edad media (75 años) y una mayor carga de comorbilidad”. Los internistas atienden a más pacientes diabéticos hospitalizados que todos los demás servicios médicos en su conjunto (27%) y que todos los servicios quirúrgicos en su conjunto (27%).

 

Por detrás de Medicina Interna, las especialidades que atienden a más pacientes ingresados con diabetes son Cardiología, responsable del 9% de las altas hospitalarias a diabéticos; Traumatología, que firma un 7% de las altas; y Urología, un 5%; a su vez atendidos por internistas en asistencia compartida. Es decir, los internistas son, con mucha diferencia, los facultativos por cuyas manos pasan más pacientes con diabetes tipo 2.

 

“La diabetes es omnipresente en nuestros pacientes hospitalizados, en los pacientes pluripatológicos, en los pacientes con alto riesgo cardiovascular, en la insuficiencia cardiaca y en la edad avanzada. Todo internista precisa una formación amplia en diabetes para ejercer su práctica clínica diaria”, subraya el Dr. Carrasco.