La Asociación de Voluntarios de Acogimiento Familiar (AVAF) ha reconocido a la Conselleria de Igualdad y Políticas Inclusivas por su apuesta por el acogimiento familiar como primera opción para los niños, las niñas y adolescentes tutelados por la Generalitat.

Concretamente, la asociación AVAF ha reconocido la labor de la Conselleria en el impulso de las campañas para el fomento del acogimiento familiar como ‘Acollir és créixer’ y ‘Millor en Familia, y también por otras medidas adoptadas por la Conselleria como la equiparación efectiva entre el acogimiento en familia educadora y familia extensa.

La vicepresidenta y consellera de Igualdad y Políticas Inclusivas, Mónica Oltra, ha señalado que el objetivo prioritario de las políticas para niñas, niños y adolescentes que se encuentran en el sistema de protección es “contribuir a su desinstitucionalización”.

Por ello, “el Consell del Botànic”, ha asegurado Oltra, “ha apostado desde el inicio por el acogimiento familiar como la mejor forma de trabajar con los niños, niñas y adolescentes tutelados por la Generalitat” porque, a su juicio, la familia “es la mejor opción para que un niño o una niña tenga un ámbito de afecto, de crianza y de normalidad”.

Para Mónica Oltra, es “fundamental” impulsar acciones que contribuyan a conseguir que los niños, niñas y adolescentes, “se puedan desarrollar en un ambiente familiar”, y por ese motivo, además de la campaña de fomento del acogimiento, su departamento ha adoptado otras medidas concretas.

Entre ellas ha señalado, además de equiparar las ayudas económicas de las familias acogedoras educadoras y extensas, las mejoras en el procedimiento y el incremento consecutivo de los módulos económicos de las prestaciones en función de la tipología del acogimiento.

Así, se contempla por primera vez a las familias monoparentales en las prestaciones por acogimiento y se establecen distintos módulos teniendo en cuenta diversas variantes.

Módulos económicos

Oltra ha recordado que, cuando se produjo el cambio en el Gobierno valenciano en 2015, las familias extensas cobraban 4,5 euros por persona acogida y día, y en el caso de las educadoras la cantidad inicial era de 9 euros, y ahora ambas reciben 14 euros, en el caso del módulo general, es decir, 420 euros mensuales.

Además, desde este año se contemplan las situaciones de acogida en familias monoparentales, que tienen una prestación de 16 euros por día, 450 euros al mes.

Las familias con niños y niñas acogidos con un grado de discapacidad o diversidad funcional igual o superior al 33 % reciben este año 16 euros por día y por cada persona menor acogida, 480 euros al mes, frente a los 315 euros de 2015 y, si además son familias monoparentales, se eleva a 18 euros al día, 540 euros al mes.

En cuanto a las familias que realicen acogimientos especializados, reciben una prestación de 33 euros al día por cada persona menor acogida, 990 euros al mes que se eleva a 35 euros al día, 1.050 euros mensuales si son monoparentales.

Finalmente, la disponibilidad para acogimiento de urgencia diagnóstico en familia educadora monoparental se establece en 9.855 euros al año que se eleva a 12.775 euros si es monoparental.

Otras medidas

También ha indicado que las cuantías de las prestaciones se actualizan al alza mediante la Ley de Presupuestos de la Generalitat y las personas interesadas pueden solicitar la prestación para el sostén del acogimiento o la disponibilidad, en cualquier momento.

En esta línea, ha apuntado que a principios de año se aprobó un nuevo decreto por el que la Comunitat Valenciana se ha convertido de media en la autonomía con las prestaciones más altas de España, con unas cantidades que oscilan entre los 14 y los 35 euros por persona menor de edad y día.

Asimismo, ha explicado Oltra, este año por primera vez se ha establecido el concepto de gastos médicos cualificados, que se refieren a aquellos que no son cubiertos en la red sanitaria pública valenciana, y siempre que estos superen el 25 % de la prestación por acogimiento.

Este sería el caso de las ortodoncias, las gafas o los tratamientos psicológicos o psiquiátricos que pudiera necesitar el niño, la niña o el adolescente que, además, la Administración puede adelantar con la presentación de un presupuesto.

Además, Oltra ha precisado que las líneas presupuestarias destinadas a la financiación de las prestaciones económicas para las familias acogedoras están concebidas como un derecho subjetivo y no como una subvención graciable, teniendo la consideración de crédito ampliable.