La Navidad y el año nuevo nos ha dejado varios regalos. Algunos los habremos devuelto ya y de otros ya estaremos disfrutando, como puede ser el caso de un teléfono móvil, uno de los obsequios más esperados por muchos españoles. Y es que la tecnología forma parte de nuestra vida de una manera u otra y se inserta en nuestra rutina de manera práctica y cada vez más innovadora, para ayudarnos a conseguir una mayor comunicación virtual para todos los gustos. Está previsto que el 2019 deje de ser el año del notch y, en ese sentido, las nuevas tendencias se orientan hacia la obtención de dispositivos más fiables, con nuevos y originales diseños y también hacia una mayor sostenibilidad. 

 

Los dispositivos cada vez se hacen más inteligentes e independientes sin que nosotros movamos un dedo; desde algo tan sencillo como marcar un número o responder una llamada en nuestro lugar, pasando por alzar simplemente la voz para indicar una búsqueda en Google. Todo esto ya es posible y las facilidades seguirán llegando, tales como un lector de huella integrado en la misma pantalla para poder acceder rápidamente nosotros mismos y para que nadie más pueda hacerlo. Incluso, quizás, lleguemos al 5G y a la triple cámara para selfies en la parte frontal. De esta manera, los más y los menos ‘influencers’ tendrán aún más posibilidades de retratarse mejor que nunca.

 

Es en la parte del diseño donde habrá mayores cambios ya que las pantallas podrán curvarse y doblarse de manera que un dispositivo tengan varias funciones y usos; plegado se utilizará como un smartphone y desplegado como una tablet. Este detalle hará cada vez más factible el hecho de que podamos guardar y organizar tanto nuestras actividades de trabajo como las de ocio en un solo dispositivo que siempre podemos llevar encima y consultar.

 

Fijándonos más allá de lo que puede verse a simple vista en un teléfono móvil, uno de los datos a destacar para este 2019 es la importancia y preocupación creciente que está y seguirá teniendo la sostenibilidad en este sector. Y es que el 95% de la contaminación de los smartphones se produce durante su proceso de fabricación, según un estudio de la Universidad Mc Master de Canadá. Así que debemos saber que el medioambiente también puede cuidarse con los móviles y tanto las empresas como los consumidores han aumentado la concienciación global sobre el tema. El valor negativo que tiene un teléfono que ya no usamos es demasiado invasivo para no reciclarlo y para no atender a la necesidad de que tenemos que dejar un planeta más limpio a futuras generaciones. Además, la adquisición de un móvil reacondicionado puede ser sinónimo de comprar un modelo al que anteriormente no se podía acceder económicamente y sirve también para luchar contra la obsolescencia programada.

 

Desde Forall Phones, marca dedicada a la venta de iPhones seminuevos y reacondicionados, comprenden esta necesidad sostenible y aportan su granito de arena, ya que la mayor utilidad de sus servicios es que facilitan, con descuentos de hasta el 40%, iPhones reacondicionados. “A la hora de comprarnos o de regalar un móvil es básico que sea de calidad y adaptado al uso que vayamos a darle. Precisamente, en Forall Phones ofrecemos todo eso, además de proporcionar una opción sostenible y que haga menos daño al medioambiente”, señala José Costa Rodrígues, Ceo y fundador de Forall Phones. “Un regalo es una manera de expresar a alguien la importancia que tiene en nuestra vida así que por qué no darle también a la sostenibilidad la importancia que merece para  luchar contra el impacto ecológico de los residuos tecnológicos”, concluye.

 

La compañía española, que ha creado una comunidad de embajadores formando una red europea con más de 300 estudiantes que informan y acompañan en la tarea de cambiar el paradigma actual del consumo de tecnología, tiene prevista la apertura de dos tiendas físicas próximamente en nuestro país.