“Hemos demostrado nuestro compromiso con la discapacidad incrementando el número de plazas concertadas, el importe de las subvenciones, aprobando la muy demandada por las entidades Ley de Concertación y llevando a las Cortes de Aragón una Ley de Derechos para las Personas con Discapacidad que, espero, sea aprobada en breve”. Así se ha dirigido la consejera de Ciudadanía y Derechos Sociales, María Victoria Broto, a los asistentes a la visita que ha llevado a cabo a las obras de la nueva residencia que está construyendo Atadi en Teruel.
La consejera ha estado acompañada, entre otros, por el presidente de ATADI, José Luis Gómez, y el de Plena Inclusión, Santiago Villanueva, que le han explicado el proyecto que se está llevando a cabo en esta localidad.
María Victoria Broto, ha insistido en que su departamento “ha gestionado con la máxima responsabilidad y rapidez” las subvenciones del FITE vinculadas a los servicios sociales, tanto para las entidades locales como para las sociales.
Ha explicado que el centro de Alcañiz ya recibió en 2017 una partida de los FITE de 150.000 euros a los que hay que sumar los 550.000 de 2018.
También ha querido poner en valor el trabajo que lleva cabo Atadi en toda la provincia de Teruel y Plena Inclusión en todo Aragón. Ha recordado la importancia de la colaboración de las entidades sociales con el Gobierno de Aragón ya que permiten que los servicios lleguen a todo el territorio y que los usuarios puedan permanecer cerca de sus casas, lo que, ha dicho, supone una gran tranquilidad para las familias.
El centro
La residencia de Atadi en Alcañiz se sumará a los centros de día y ocupacional que ya funcionan. Contará con 24 plazas, distribuidas en habitaciones dobles e individuales, y una zona de cocina y comedor que dará servicio también a los centros ya existentes. La subvención del FITE de 2018 permitirá poner en marcha las primeras plazas residenciales.
La consejera ha manifestado que el objetivo es poder concertar 18 de las 24 plazas que tendrá el centro.