El Consejo de Mallorca hace una pasa más hacia la accesibilidad arquitectónica y urbanística de los municipios de la isla. Así, la nueva convocatoria de subvenciones 2018-2019 para actuaciones de inversión de competencia municipal establece que un 20% de la subvención solicitada por cada consistorio tiene que ir destinada a mejorar y agasajar las condiciones de accesibilidad universal. Estas ayudas llegan después de diagnosticar durante los años 2016 y 2017 un total de 874 edificios y equipación públicos, y trasladar a los ayuntamientos propuestas de mejora para conseguir las condiciones de accesibilidad y garantizar el uso público. Ahora, en una nueva fase, se han estudiado un total de 648 espacios de uso público. Se completa así el diagnóstico de la accesibilidad de los pueblos de Mallorca y se dispone de una base de datos estructurada por municipios y por usos que permite obtener una visión general del grado de adaptación y conseguir una panorámica general de la accesibilidad de toda la isla.

En este contexto, de los 9.359.879,96 euros concedidos en los cincuenta ayuntamientos participantes en la convocatoria se destinarán 3.446.040,35 euros para agasajar y mejorar las condiciones de accesibilidad universal, es decir, un 36,81% del total, superando ampliamente el objetivo del 20%.

En total se llevarán a cabo cincuenta y ocho actuaciones relacionadas con el cumplimiento y la mejora de la accesibilidad universal. Se pueden nombrar como ejemplos, el proyecto integrado de actividad y obra de accesibilidad del edificio administrativo municipal de la Colonia de Sant Pere, la implantación de rotonda y supresión de barreras arquitectónicas a las aceras de la Ronda Virgen de Lluc de Campos, la supresión de barreras arquitectónicas del cementerio de Mancor de la Vall, la pavimentación y supresión de barreras arquitectónicas de la calle del Pozo y calle Francesc Torres de Petra o la renovación urbana y mejora de accesibilidad de la Plaza Hostales y Calle Andria de Santa Maria del Camí.

El presidente del Consell de Mallorca, Miquel Ensenyat, ha entregado, la guía orientativa de mejoras personalizada a cada municipio, en un acto celebrado en Costitx, uno de los pueblos con un parque infantil accesible y una engronsadora adaptada. Según Enseñado, “trabajamos para impulsar la habilitación de entornos y servicios, de forma que sean utilizables y practicables por todos los ciudadanos en condiciones de seguridad, comodidad y de la forma más autónoma posible. Con esto, incidimos en el principio de igualdad de oportunidades y en la mejora de la calidad de vida de todas las personas. Nuestro compromiso es ser el Consejo de las personas”.

Al acto también ha asistido lo batle de Costitx, Antoni Salas, el consejero de Desarrollo Local, Joan Font, la presidenta y consejera de Bienestar y Derechos Sociales del IMAS, Margalida Puigserver, Maria José Pastor, Jefe de sección de accesibilidad y promoción de los derechos del IMAS, Pep Toni Pérez, técnico del IMAS y Xavier Mulet arquitecto del Departamento de Desarrollo Local.