El precio medio de la vivienda de lujo en España aumentó una media del 3% interanual durante el año 2018, moderando su crecimiento respecto a subidas de años anteriores. Así, con un precio medio de 6.800 euros/mal cierre del año, la tendencia continuó su escalada respecto a los 6.600 euros/m2 del 2017 y los 6.250 euros/m2 del 2016, lo cual supone un aumento acumulado de casi un 9% en dos años.
En ciudades como Barcelona, Madrid o San Sebastián, así como en regiones como la Costa Brava catalana, la Costa del Sol andaluza y en zonas de los archipiélagos de Baleares y Canarias, el aumento de los precios llegó a superar un alza interanual del 5%, registrando en algunos casos precios de más de 10.000 euros/m2, dependiendo de la ubicación, el estado de la vivienda y sus características. En este sentido, la mayor parte de la demanda del sector inmobiliario de lujo se concentró en propiedades con precios que fueron desde los 500.000 hasta los 3 millones de euros y con una superficie de entre 150m2 y 500m2, parcela aparte.

Por otra parte, el tiempo medio de venta de una propiedad de lujo en España durante el 2018 fue de 5 meses, un 10% menos que en 2017, y de sólo 2 meses en las zonas de mayor demanda turística (mismo tiempo que en el segundo semestre de 2017). Por nacionalidades, los franceses fueron los compradores de propiedades de lujo más rápidos con una media de 2,5 meses, seguidos de británicos y alemanes (3 meses), belgas (3,5 meses), escandinavos y rusos (5 meses), españoles e italianos (6 meses) y chinos (8 meses). En Madrid fue muy destacable la presencia del mercado latinoamericano, con mexicanos, venezolanos y colombianos a la cabeza, cuyo tiempo medio de compra de propiedades de lujo fue de alrededor de 4 meses.

Emmanuel Virgoualy, socio fundador de BARNES Spain, afirma que “los precios han llegado a un punto de cierta estabilización, por lo que en 2019 no se esperan nuevas subidas a nivel general, aunque puede haber alguna región en la que aún suban un poco, dependiendo de la demanda. El 2018 ha sido un año muy bueno para el sector lujo en términos generales, sobre todo en la compraventa de inmuebles en zonas costeras y en las grandes ciudades con un valor de entre los 750.000 y los 2 millones de euros”.

Los planes de crecimiento de BARNES Spain a corto y medio plazo pasan por abrir otra oficina en Barcelona, en el barrio de Pedralbes, así como nuevas agencias en la Comunidad Valenciana (Valencia), Baleares (Mallorca) y Canarias (Tenerife), además de una quinta nueva oficina en Andorra, la primera oficina de BARNES Spain en el país vecino. Estos son los principales mercados clave para la compañía internacional en España tanto por la alta actividad que registran en cuanto a compraventa y alquiler como por el interés que existe por parte de inversores extranjeros en estas regiones.