Los españoles cada día se preocupan más por su salud auditiva, pero todavía son muchas las malas prácticas que confiesan realizar con sus oídos. Con motivo de la celebración del Día Internacional de la Audición este domingo día 3 de marzo, Oi2, especialistas en el cuidado de la audición, ha elaborado un estudio para conocer los malos hábitos de los españoles en materia de salud auditiva.

 Según datos de la investigación, hasta el 48% de los españoles confiesa que nunca ha acudido a realizarse una revisión auditiva, de los cuales el 35% no lo ve necesario, el 7% le gustaría porque no escucha bien del todo y el 6% quisiera hacerlo porque siente molestias. En este sentido, el 41% señala que no se revisa su audición cuando sufre dolor de oídos o pitidos, sino que espera a que estos síntomas desaparezcan solos, lo que evidencia el mal hábito de muchos españoles en el cuidado de su audición.

DESCUIDO EN LA LIMPIEZA AUDITIVA

Nuestros oídos requieren de un cuidado y mantenimiento periódico para prevenirlos de enfermedades. No obstante, según los españoles en esta investigación, la limpieza bucodental y corporal son los aspectos de cuidado personal a los que le prestan más atención, por delante de la higiene de los oídos. Así, sólo el 15% de los encuestados asegura que le prestan una atención diaria a su limpieza auditiva, siempre por detrás de la bucodental (35%) o la corporal (33%).

En lo que se refiere a métodos de limpieza, el 52% de los españoles asegura limpiarse sus oídos con bastoncillos de algodón, a pesar de que los médicos lo desaconsejen, mientras que un 20% sostiene que no realiza ningún tipo de limpieza especial.

EL RUIDO, UN PROBLEMA EN NUESTRA VIDA

El día a día de los españoles suele complicarse por varios factores de la vida, entre ellos el ruido. De hecho, hasta el 88% de los españoles asegura sufrir problemas de concentración por culpa del ruido, así como otras consecuencias como irritabilidad y estrés.

Sin embargo, sólo el 50% de la población española reconocer ser consciente de que escuchar música a más de 85 decibelios es perjudicial para la salud auditiva, lo que muestra la falta de conocimiento de muchos españoles en materia del cuidado de nuestros oídos.