El consumo de benzodiacepinas, familia de medicamentos de los ansiolíticos y somníferos, ha aumentado en España hasta llegar a cifras históricas. La toma de estos fármacos conlleva a multitud de efectos adversos a corto plazo, como la somnolencia diurna o el deterioro en la capacidad de reacción y concentración, además de una fuerte adicción. Los expertos recomiendan ingerirlos bajo la supervisión de un médico especializado y buscar la raíz del problema acudiendo a terapia y utilizar remedios elaborados a base de ingredientes naturales. 

La incapacidad para conciliar el sueño o mantenerlo durante toda la noche, así como despertarse constantemente y no tener un descanso reparador, repercute en el día a día y puede causar trastornos que afectan la calidad de vida. El Observatorio Europeo de las Drogas y las Toxicomanías afirma que en España se abusa de los calmantes y los somníferos como remedio para los trastornos del sueño, siendo el país europeo donde más se consume.

El insomnio es principalmente un síntoma y, por ello, deben corregirse primero las causas.  Los expertos afirman que la toma de pastillas no es la solución y que, en muchos casos, solo sirven como complemento a aquellas personas que tratan el problema acudiendo a terapia y buscando cuál es el motivo que ocasiona las noches en vela.

En las primeras semanas de insomnio, los expertos recomiendan a los pacientes que revisen su higiene del sueño, ya que unos buenos hábitos antes de acostarnos ayudan a prevenir el insomnio y los problemas relacionados con la falta de descanso. Hay rutinas que ayudan a conciliar el sueño y a dormir más profundamente, y están al abasto de todos poder cumplirlas. Por ejemplo, mantener horarios regulares para acostarse y levantarse, no realizar otras actividades en la cama que no sean dormir, evitar siestas superiores a 15-30 minutos, no hacer ejercicio severo a partir de media tarde o acostumbrarse a rutinas antes de ir a dormir que preparen a la mente para ello.

La medicina natural ofrece herramientas eficaces para combatir el insomnio y sin los efectos secundarios que podrían tener los somníferos. Desde HARTMANN se recomienda la toma de preparados farmacéuticos de plantas medicinales para ayudarnos con el insomnio leve. Algunas de las plantas naturales que calman mejor la ansiedad y ayudan a dormir mejor son la Pasiflora, la Valeriana o la Melisa. La gama de productos Kneipp®, cuenta con suplementos alimenticios que ayudan a conciliar el sueño natural como Kneipp® Valeriana Classic, Kneipp® Valeriana Forte o Kneipp® sueño complet.*

*Los suplementos alimenticios no sustituyen una dieta equilibrada y un modo de vida saludable