La Sociedad Española de Enfermedades Infecciosas y Microbiología Clínica (SEIMC) y la Asociación Española de Vacunología (AEV), con la colaboración de Sanofi Pasteur, han celebrado el II Foro de Salud Pública y Vacunas en Toledo. Esta segunda edición ha contado con la participación deespecialistas de diversas áreas de la salud, decisores, gestores y legisladores sanitarios que debatieron sobre los retos actuales en el ámbito de la salud pública y las vacunas, así como las medidas que se deben llevar a cabo para lograr modelos innovadores de compra y financiación de vacunas y mejorar las coberturas vacunales de la gripe.

 

Entre los principales temas que se han tratado en la jornada de dos días, destacan el análisis sobre cómo fomentar la prevención, la promoción de la salud y la priorización de la inversión en salud pública, así como hacer frente al grave problema de las resistencias bacterianas y mejorar la divulgación científica sobre las vacunas en medios de comunicación y redes sociales. El objetivo de este II Foro de Salud Pública y Vacunas, que fue inaugurado por el Consejero de Sanidad de Castilla-La Mancha, Jesús Fernández Sanz, ha sido nuevamente el de crear un espacio de diálogo para exponer posibles soluciones con el fin de mejorar la inversión en salud pública y vacunas.

 

José María Martín Moreno, catedrático de Medicina Preventiva y Salud Pública de la Universidad de Valencia, ha ofrecido un dato revelador: con motivo de la crisis económica, y según la Estadística de Gasto Sanitario Público publicada por el propio Ministerio de Sanidad, la Salud Pública fue la que vio más mermados sus recursos económicos en los presupuestos, llegando a sufrir un descenso de hasta un 77%. Además, según ha añadido Martín Moreno, “las evidencias muestran que merece la pena apostar por aumentar la inversión en salud pública para mejorar la salud y el bienestar de la población”.

 

Amós García Rojas, presidente de la AEV, ha resaltado la importancia de la realización de este tipo de encuentros y ha afirmado que “es necesario establecer foros de debate en los que, con total transparencia, puedan participar todos los actores principales del mundo de la vacunología: responsables sanitarios, profesionales e industria farmacéutica”. En la actualidad, la vacunación presenta diversos retos que se deben tener en cuenta. Por ejemplo, ante la nueva ley de contratación pública, hay que explorar modelos innovadores de compra y financiación de vacunas de cara al futuro.

 

Actualmente, tal y como ha recordado Agustín Álvarez Nogal, director general de Salud Pública de Castilla y León, la inversión en Salud Pública supone apenas el 1% del gasto sanitario público. En lo que respecta a las vacunas, se invierten cerca de 300 millones de euros de los aproximadamente 20.000 millones de euros de gasto farmacéutico total.

 

Financiación parcial de las vacunas

Entre las posibles fórmulas que se plantearon, el abogado Julio Sánchez Fierro, a efectos de financiación, ha propuesto distinguir entre vacunas incluidas en calendario y vacunas recomendadas. Las primeras, seguirían estando íntegramente financiadas por el sistema sanitario y, las segundas, podrían ser objeto de financiación pública parcial, de modo similar a otros países europeos, que han optado por la desgravación en el IRPF o por subvenciones a las familias. También cabría la opción de explorar otras posibilidades en el marco de la llamada “cartera suplementaria”. “El Ministerio de Sanidad, a través de un Orden Ministerial, podría establecer esta posibilidad de incluir las vacunas que no estén financiadas en esta cartera”, explicó Sánchez Fierro.

 

En cuanto a cómo mejorar las coberturas vacunales de la gripe, Gonzalo Casino Fernández, Director de Life Science and Healthcare de Deloitte, presentó los datos de un informe que concluye que no hay correlación entre el número de actividades dedicadas a incrementar estas coberturas y el resultado final. “Hay que profundizar en un análisis cualitativo para identificar las medidas que tienen un mayor impacto”, señaló.

 

José Miguel Cisneros, presidente de la SEIMC, aseguró también que otro de los actuales desafíos lo representan las resistencias microbianas que se adquieren por la exposición de las bacterias a diferentes agentes. Por ello, cualquier estrategia que reduzca el uso de antibióticos podría considerarse para combatir este problema a nivel mundial. Además, indicó que los profesionales sanitarios deben mejorar su nivel de formación y de competencia mediante el desarrollo de los programas de optimización en el uso de antibióticos (PROA) y de los equipos de control de infección, mientras que las  autoridades deben destinar los recursos técnicos y humanos que son necesarios para implementar con éxito el Plan Nacional frente a la Resistencia a los Antibióticos.

 

Por último, la pediatra Lucía Galán y la farmacéutica Marián García pusieron de manifiesto la importancia de contrarrestar las informaciones negativas sobre las vacunas e hicieron una llamada a la acción para que tanto los profesionales sanitarios como las autoridades también se involucren en este diálogo en las redes sociales.