Las ciudades de nuestro siglo crecen en base a las nuevas exigencias de la ciudadanía que las habita. Por esa razón, su constante innovación siempre tiene en cuenta innovaciones que atienden a cualquier ámbito que mejore diferentes aspectos como el medioambiente, por ejemplo. En ese sentido, la construcción de ciudades sostenibles pasa, actualmente, por conformar un equilibrio perfecto entre desarrollo y bienestar, con acciones de como la renovación urbana, la reducción de emisiones de CO2 y la apuesta por el reciclaje.

 

Según una evaluación del Observatorio de la Sostenibilidad (OS) sobre el progreso de las ciudades hacia un crecimiento más sostenible, basado en los indicadores de los Objetivos de Desarrollo Sostenible y la Nueva Agenda Urbana en 2018, Huesca, Vitoria, Almería, Valencia y Cáceres son las mejores ciudades en sostenibilidad ambiental de nuestro país. Los aspectos relativos a este estudio han sido la calidad del aire, los residuos, el agua ruido, el cambio climático y el medio natural.

 

Disfrutar de un medioambiente de buena calidad no sólo significa un presente óptimo sino una herencia futura más sostenible con urbes más saludables. Para ello, los ciudadanos también tienen una responsabilidad con pequeños gestos diarios o con compras más responsables. Precisamente, uno de los objetos que más usamos al día y que contiene elementos contaminantes es nuestro teléfono móvil. Cada smartphone cuenta con más de 60 componentes y algunos de ellos son altamente contaminantes por lo que, si tras terminar su vida útil, el teléfono no se recicla de manera adecuada la huella ecológica puede ser aún mayor.

 

Para luchar contra este avance de contaminación, Forall Phones vende, desde 2017, iPhones seminuevos y reacondicionados con descuentos de hasta el 40% respecto al mismo dispositivo a estrenar, de manera online y en sus tiendas físicas. La compañía, que acaba de aterrizar en España con la apertura de sus dos primeros establecimientos en Madrid y Salamanca, ha creado, además, una comunidad de embajadores formando una red europea con más de 300 estudiantes que informan y acompañan en la tarea de cambiar el paradigma actual del consumo de tecnología y tiene prevista la apertura de una docena más de tiendas distribuidas, entre otras provincias, en Barcelona, Sevilla y Bilbao.

 

Una ciudad con valores altos en sostenibilidad es una ciudad que permite una calidad de vida mejor para sus habitantes, señala José Costa Rodrígues, CEO y fundador de Forall Phones. “En ese sentido, nuestro granito de arena es dar una segunda vida a los teléfonos de manera económica y ecológica, a la vez que sin renunciar a tener terminales de calidad que funcionan a la perfección”, afirma.

 

Hasta la fecha, Forall Phones ya ha vendido decenas de miles de dispositivos y ha evitado que una enorme cantidad de residuos acaben contaminando el medio ambiente, entre ellos, más de 521 kilos de aluminio, 355 kilos de cobre y  223 kilos de plásticos.