La Consejería de Servicios y Derechos Sociales ha iniciado hoy el expediente sancionador a la residencia de personas mayores La Fontana, ubicada en Avilés y de titularidad privada.

La titular de este departamento, Pilar Varela, ha firmado hoy sendas  resoluciones en las que, por una parte, se exige el cierre cautelar del establecimiento en el plazo de 10 días hábiles y, por otra, se inicia el procedimiento para una posible revocación de la autorización del Principado al citado centro para la prestación de servicios de atención residencial a personas mayores.

El  Gobierno regional adopta estas medidas a raíz del informe recibido ayer en el servicio de Inspección de la consejería, en el que se detalla una actuación llevada a cabo por las fuerzas de seguridad el pasado fin de semana, vinculada a un usuario del centro residencial que fue hallado solo en la calle.