¡Por fin están aquí las tan deseadas vacaciones de Semana Santa! Unas mini vacaciones perfectas para desconectar de la rutina y aprovechar para pasar tiempo con los nuestros. La Semana Santa es uno de los periodos vacaciones favoritos en nuestro país y miles de personas las aprovechan para desplazarse en busca de diversión, relax, playa, montaña, planes familiares…

Por ello, queremos darte una serie de consejos para tener el coche a punto y evitar así sorpresas que puedan estropearnos la fiesta.

Tu coche a punto para las vacaciones

Al igual que en las vacaciones de larga duración, revisar el estado del vehículo es totalmente recomendable. Pero, ¿sabemos qué elementos debemos chequear antes de viajar?

1.- Revisa el desgaste y presión de los neumáticos para evitar reventones, aquaplanning u otros sustos totalmente evitables. Para ello, comprobar que la presión es la correcta y que el neumático conserva el dibujo es fundamental. Otro aspecto a tener en cuenta referente a los neumáticos es su estado. Uno de los errores más frecuentes es fijarnos solamente en el dibujo pero no sólo en el estado. Y ésto puede ser muy peligroso ya que, con el paso de los años, la goma se va cristalizando y, si no utilizamos mucho el coche, el dibujo se mantendrá en perfecto estado. Por ello, consultar siempre las recomendaciones de los fabricantes nos ayudará a saber si nuestros neumáticos están o no en perfecto estado antes de viajar.

3.- Procura revisar siempre el estado de tu batería. Tras el invierno, las baterías han podido sufrir si no hemos utilizado mucho el coche. Por ello, revisar su estado nos evitará quedarnos colgados en una parada del viaje.

4.- Revisa el nivel y estado del líquido refrigerante del motor.

5.- Revisa escobillas limpiaparabrisas y el nivel del líquido lavaparabrisas. Como bien sabemos, en Semana Santa es bastante probable que nos encontremos con lluvias. Y no hay nada más peligroso que ir por carretera, lloviendo, y que los limpiaparabrisas no funcionen correctamente. Recordemos que la visibilidad es el elemento fundamental de la conducción.

6.- Revisa el nivel de aceite. El motor necesita estar lubricado para su correcto funcionamiento. Y, ante un desplazamiento así, cuidar de nuestro motor nos garantizará evitar caros disgustos.

Mantenimiento necesario en los vehículos adaptados

Aunque acabamos de ver unos consejos muy útiles, deberemos tener en cuenta que, si tenemos un coche adaptado, tendremos más elementos a tener en cuenta que el resto de vehículos. Muchas veces, el mantenimiento de los equipos instalados en los coches pasa desapercibido. Pero, no debemos olvidar que, además de ser elementos “extras” al coche, también tienen elementos de seguridad. Y, si nuestro hijo es quien viaja en su silla de ruedas sujeto a estos “extras”, deberemos velar por su seguridad. Pero, ¿qué debemos revisar?

1.- En Rampas y Plataformas: comprobar el nivel de engrase de las partes móviles. Para evitar desgastes innecesarios, mantener los equipos lubricados nos será de gran ayuda. En este punto, es muy importante no utilizar aceites tipo “Tres en Uno”, ya que suelen tener un componente “afloja todo” y puede aflojar algún que otro tornillo. En relación a ésto, comprobar que todo va bien sujeto y anclado. Si notamos vibraciones extrañas o ruidos que antes no escuchábamos, es posible tener algún elemento suelto que revisar.

2.- Elementos de seguridad: Hablamos de los cinturones de seguridad y de los anclajes de la silla de ruedas. Al igual que es importante comprobar el estado de los cinturones de seguridad originales del coche, los de la silla de ruedas no pueden quedar atrás. La vida de una persona puede depender de ellos, no lo podemos olvidar. Por ello, comprobar que corren bien y que, en caso de colisión, frenan bien, será fundamental.

Mantenimiento preventivo en Rehatrans

Normalmente, los chequeos básicos los podemos realizar nosotros mismos. Comprobar el nivel de aceite o la presión de las ruedas es tarea sencilla para la mayoría de conductores. Pero, cuando hablamos de elementos de seguridad, muchas veces se complica el tema. Bien porque no sepamos cómo actuar o bien porque nos de miedo tocar algo tan importante.

Por ello, en Rehatrans ofrecemos un servicio de postventa y mantenimiento donde podremos realizar la revisión al vehículo y chequear todos los elementos clave de la transformación.

Además, gracias a nuestra red de distribuidores y talleres autorizados, ¡podrás realizar la revisión fácilmente sin tener que desplazarte a Madrid!